Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern mantiene "intacta" la compra de urnas y estudiará otras vías para adquirirlas

Ve "falta de solvencia económica" en las empresas del concurso
La portavoz del Govern, Neus Munté, ha asegurado este martes que mantienen "intacta" la voluntad de comprar urnas después de declarar desierto el concurso para homologar a empresas que fabrican urnas, y estudiarán otras vías para adquirirlas.
"Mantenemos nuestro compromiso con la compra de urnas. ¿Habrá urnas el 1-O? Evidentemente, habrá urnas. Para hacer un referéndum se requieren urnas", ha recalcado en rueda de prensa posterior al Consell Executiu.
Ha defendido que el proceso de homologación de empresas para fabricar urnas es perfectamente legal, así como su adquisición, y analizarán todas las vías posibles en el marco de la legalidad para comprarlas, y optarán por la que ofrezca "más garantías".
Al preguntársele si es posible iniciar otro concurso o si se podrían tener urnas sin abrir uno nuevo, Munté ha evitado concretar cualquier fórmula, tras insistir en que deben estudiar todas las alternativas y escoger la "más adecuada y óptima".
"El Govern no tiene planes 'B' o 'C'. Tenemos un mandato democrático claro, que pasa por celebrar un referéndum con las máximas garantías y carácter vinculante el 1-O", y ha emplazado a la Fiscalía a retirar la querella contra la consellera de Gobernación, Meritxell Borràs, y el secretario general del departamento en el momento de la licitación, Francesc Esteve.
Para Munté, declarar desierto el concurso era una eventualidad que podía suceder, y ha precisado que si la homologación no ha sido posible es por la solvencia económica de las empresas que se presentaron: "Ha pasado otras veces que en un proceso de contratación las empresas no pueden completar ni acreditar requisitos de solvencia económica o técnica, que requiere la ley".
También ha destacado que todo el procedimiento se ha seguido "escrupulosamente lo que marca la ley y el pliegue de cláusulas", pero que el Govern no puede seguir adelante si las empresas no pueden acreditar por diferentes motivos los requisitos formales y técnicos que se les requería.
AMENAZAS
Sobre si sospecha que el Gobierno central ha amenazado a posibles empresas con más solvencia económica para que no se presentaran al concurso, ha admitido que no lo puede asegurar pero sí ha añadido que "las amenazas han existido" sobre empresas, funcionarios y posibles voluntarios para hacer posible el referéndum.
"Exigimos al Gobierno que deje de amenazar a personas, instituciones y empresas que estrictamente cumplen con su trabajo y obligaciones", ha reclamado.