Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern ve un "despropósito" obligar a devolver las pinturas de Sijena del MNAC

Agotará "todas las vías legales" para defender la permanencia de las obras en Catalunya
La portavoz del Govern, Neus Munté, ha criticado este martes que es un "despropósito" que una juez de Huesca haya ordenado la ejecución provisional de una sentencia que condena al MNAC a entregar las pinturas de la Sala Capitular del Monasterio de Villanueva de Sijena que se exponen en este museo.
"Lamento volver a decir que este caso es un auténtico despropósito como también lo está siendo el de las obras de arte depositadas en Lleida", ha afirmado en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu tras saberse la decisión de la magistrada del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Huesca.
Munté ha alegado que la sentencia no es firme, por lo que la Generalitat "agotará todas las vías legales" a su alcance para que prevalezca su criterio de que las obras de arte sigan exponiéndose en el MNAC, y ha reiterado el riesgo que, a su juicio, correrían estas pinturas si son trasladadas.
"Estamos convencidos de que cuando este litigio finalice podremos demostrar que estas obras pueden permanecer en Catalunya", ha sentenciado Munté, que ha recordado que el proceso judicial afecta tanto a las obras del MNAC como a las del Museo de Lleida.
Munté ha explicado que la Generalitat, a través de la Conselleria de Cultura que capitanea Santi Vila, emprenderá las "fórmulas jurídicas" para que la justicia certifique que las obras deben quedarse en Catalunya, como sostiene el Ejecutivo catalán.
"OBEDIENCIA" A LA LEY CATALANA
Sobre si aplicará o no la sentencia, ha insistido en que el procedimiento judicial no ha finalizado, y ha destacado que el Govern se mantiene en que actuará con "obediencia a las leyes catalanas" que hacen referencia a la conservación del patrimonio, sin dar más detalles.
En su comparecencia, que ha transcurrido entre las 13.30 horas y las 14.15, Munté ha recalcado en varias ocasiones que la Generalitat no tenía la comunicación oficial con el contenido de la decisión de la juez, y que había conocido la información a través de "los medios de comunicación".
20 DÍAS
La juez de Huesca ha instado a la institución museística catalana para que en veinte días comunique al juzgado cómo procederá a desmontar las pinturas que se hayan expuestas en el MNAC, en qué condiciones se procederá al traslado de las pinturas, y que determine qué técnicos intervendrán en dichas actuaciones.
Sobre este plazo de 20 días, Munté ha reiterado en que "no es una sentencia firme" y que no se dan las condiciones para poder trasladar estas obras.