Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

González aprobó desde el gobierno regional el proyecto del campo de golf del Canal adjudicado a su hermano

González aprobó desde el gobierno regional el proyecto del campo de golf del Canal adjudicado a su hermanoGtres

El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio Gonzalez intercedió para que el gobierno regional aprobara en 2007 el proyecto de la construcción de dos campos de golf en Chamberí declarando las obras de interés general y dando luz verde al operativo del Canal de Isabel II en el momento en que era presidente del consejo de administración del mismo.

El magistrado de la Audiencia Nacional instructor de la 'Operación Lezo' Eloy Velasco concluye en su auto al que ha tenido acceso que González tramitó una comunicación desde el consejo de la empresa de agua madrileña al gobierno regional resaltando que estaba al frente del Canal y que era vicepresidente del ejecutivo regional en ese momento.
El objetivo era conseguir que se aprobara el nuevo proyecto para Chamberí (el originario se basaba en parques públicos, un campo de fútbol y un pequeño helipuerto) pese a que el Consistorio advirtió en 2006 que esta solicitud no era acorde a las normas de urbanismo.
El proyecto siguió adelante gracias a la intermediación de la Comunidad de Madrid y se adjudicó al consorcio Green Canal Golf, a pesar de que la mejor oferta provenía de otro licitador que le aventajaba en 11 puntos. Dicho consorcio estaba integrado por varias empresas, entre ellas Tecnoconcret, participada por su hermano Pablo González y su cuñado José Juan Caballero.
Los dos forman parte del total de nueve detenidos que en las últimas horas prestaron declaración ante el magistrado instructor que ayer ordenó el ingreso en prisión eludible bajo fianza de cuatro millones para Pablo González y 100.000 euros para Caballero.