Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gómez Bermúdez comunica a Justicia que quiere dejar de ser juez de enlace en Francia para dedicarse a la Abogacía

El juez Javier Gómez Bermúdez, que presidió la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y adquirió notoriedad pública como presidente del juicio por los atentados del 11-M, ha solicitado al Ministerio de Justicia su cese como juez de enlace en Francia, puesto para el que fue designado en mayo de 2015, han confirmado a Europa Press fuentes de este departamento.
El cese, para al que aún no se ha concretado fecha, vendría motivado por el deseo del juez de dejar la Judicatura y dedicarse a la Abogacía. Según ha publicado este miércoles El Confidencial el magistrado estaría a punto de cerrar su fichaje por un bufete de abogados para ejercer la defensa del expresidente de Bankinter Jaime Botín, recientemente procesado por un delito de contrabando relacionado con el cuadro de Picasso -valorado en 26,2 millones de euros- que sacó de España sin autorización.
Bermúdez presidió la Sala de lo Penal presidió entre los años 2004 y 2012, cuando fue sustituido por Fernando Grande-Marlaska, quien hace apenas un mes ha sido relevado en el puesto por Concepción Espejel.
A partir de mayo de 2012 ejerció cómo titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 al frente de causas como la investigación sobre la gestión de la antigua cúpula de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) o la acusación contra exdirigentes de la banda terrorista ETA por delitos de genocidio.
Una vez se produzca su cese, y si en el plazo contemplado en la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) no solicita su reincorporación a la Carrera, Gómez Bermúdez quedará en excedencia según han confirmado a Europa Press fuentes del órgano de gobierno de los jueces.