Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco reitera su apoyo a "la verificación de un desarme definitivo e incondicional de ETA"

Recuerda la propuesta de desarme que presentó en diciembre de 2014 y que "era y es técnicamente viable si hay voluntad"
El Gobierno vasco ha recordado la propuesta de desarme de ETA que presentó en diciembre de 2014, y que ha considerado que "era y es técnicamente viable si hay voluntad", por lo que ha reiterado así su apoyo a "la verificación de un desarme definitivo e incondicional" de la organización terrorista.
En un comunicado, el Ejecutivo vasco se ha referido al hecho de que la Guardia Civil, en colaboración con la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI), haya detenido este viernes a cinco personas en la operación que ha permitido desmantelar un arsenal de ETA en el sur de Francia.
Según ha resaltado, la información sobre las detenciones en Louhossoa "da a entender que ETA está inmersa en un proceso de desarme unilateral y, en su caso, de neutralización, inutilización y destrucción de su arsenal". "Parece, además, que con la participación de personas ajenas a vinculación orgánica", ha añadido.
"VERIFICABLE Y DEFINITIVO"
Por otro lado, el Ejecutivo valora favorablemente "cualquier paso" unilateral e incondicional destinado a un desarme efectivo y definitivo, y al final ordenado de ETA, aunque reitera, "la necesidad de que el proceso de desarme, en un final ordenado de ETA, sea verificable y definitivo".
En este línea, argumenta que este procedimiento de desarme "reproduciría el esquema y filosofía de la propuesta de desarme presentada por el Gobierno vasco el 21 de diciembre de 2014, hace ya dos años".
"Se pone de manifiesto que aquella propuesta era y es técnicamente viable si hay voluntad, y que cuando se alegó su supuesta inviabilidad operativa se estaba sólo ante un pretexto que justificase su rechazo. Una vez más se ha perdido mucho tiempo", ha lamentado.
Por último, el Gobierno vasco reafirma su compromiso "con un final ordenado de la violencia y su apoyo a la verificación de un desarme definitivo e incondicional de ETA, el cual conduzca también a su disolución".