Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno trabaja para repatriar a las víctimas españolas del atentado de Túnez

Hijos del matrimonio fallecido en Túnezcuatro.com

El Gobierno español trabaja con la previsión de poder repatriar este viernes a las víctimas españolas del atentado de Túnez, siempre y cuando se hayan completado todos los trámites correspondientes, han adelantado fuentes diplomáticas. El ejecutivo ha fletado un avión para trasladar los cuerpos de Antoni Cirera y Dolores Sánchez. Con ellos viajarán también la pareja de Valencia que estuvieron casi 24 horas escondidos en el museo del Bardo.

El Ejecutivo fletó a primera hora de este jueves un avión a Túnez para trasladar los cuerpos del matrimonio catalán formado por Antoni Cirera Pérez y Dolores Sánchez Rami, un matrimonio de jubilados vecino de Barcelona y cuyo viaje a Túnez como parte de un crucero era la primera salida que hacían en su vida al extranjero. Ellos son las únicas víctimas mortales del atentado de nacionalidad española.
La pareja valenciana de recién casados que se escondió en un cuarto de escobas del Museo Bardo y que fueron encontrados sanos y salvos este jueves regresará a España previsiblemente en el mismo avión, han avanzado las mismas fuentes.
Allí permanecieron escondidos desde el asalto terrorista al museo, sin atreverse a salir de su escondrijo pues escuchaban pasos y voces en árabe que temían que correspondieran a terroristas. En la mañana de este viernes les ha encontrado un policía tunecino. Ambos se encuentran bien, al igual que el bebé que espera ella, embarazada de cuatro meses.
El Gobierno español también está ayudando con la repatriación a las familias de otros dos fallecidos de nacionalidad colombiana, cuyos cadáveres serán igualmente trasladados a Madrid en el mismo avión que las víctimas españolas.