Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco se "alegra" de que "por fin" se reconozca que la decisión de Atutxa fue "un ejercicio democrático legal"

Pide un reconocimiento público "proporcional" de todas las instituciones y de la sociedad vasca para los tres encausados
El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha afirmado que la resolución del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en contra de la sentencia que condenó a Juan María Atutxa, Gorka Knörr y Kontxi Bilbao es "una gran noticia" y ha asegurado que el Gabinete Urkullu se "alegra" de que "por fin" se reconozca que la decisión adoptada por el entonces presidente del Parlamento vasco fue "expresión de un ejercicio democrático legal, en respuesta a un mandato claro de la sociedad vasca".
Por otra parte, ha destacado la "dignidad" de los tres
exrepresentantes de la Cámara autonómica, inhabilitados durante 14 años, y ha reclamado "un reconocimiento público equivalente y proporcional por parte de todas las instituciones y del conjunto de la sociedad vasca".
El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo ha reconocido este martes que el expresidente del Parlamento Vasco Juan María Atutxa y los exmiembros de la Mesa de la Cámara de Vitoria Kontxi Bilbao y Gorka Knorr vieron vulnerado su derecho a un juicio equitativo cuando fueron condenados por el Tribunal Supremo en abril de 2008 al negarse a disolver el grupo parlamentario Sozialista Abertzaleak (SA) tras la ilegalización de Batasuna en 2003.
La sentencia hecha pública hoy afirma que la justicia española vulneró el derecho a un juicio con todas las garantías reconocido por el artículo 6.1 de la Convención de los Derechos Humanos, y dice que cada uno de ellos deben ser indemnizados con un euro por daño moral --se trata de la cantidad que reclamaron en su demanda--, a los que se deben sumar 600 euros destinados al pago de las costas del proceso.
En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, tras conocerse la resolución del alto Tribunal Europeo, Erkoreka ha afirmado que la decisión es "una gran noticia" porque "hace justicia a tres personas que fueron injustamente condenadas e inhabilitadas".
"Catorce años después, la Justicia europea es firme y tajante al afirmar que Juan Mari Atutxa, Gorka Knörr y Kontxi Bilbao no tuvieron un proceso judicial justo", ha asegurado.
En este sentido, el portavoz del Ejecutivo autónomo ha destacado "la dignidad" con la que los tres condenados "han mantenido la imagen institucional del Parlamento vasco". "Su comportamiento ha sido ejemplar durante este largo proceso judicial", ha añadido.
"EJERCICIO DEMOCRÁTICO LEGAL"
Además, ha asegurado que el Gobierno vasco "se alegra" de que "por fin se reconozca que la decisión adoptada" por Atutxa, Knörr y Bilbao fue "expresión de un ejercicio democrático legal en respuesta a un mandato claro de la sociedad vasca".
Erkoreka ha considerado que "este es un buen momento para recordar que estas tres personas llevan 14 años inhabilitadas" y ha apuntado que merecen "un reconocimiento público equivalente y proporcional por parte de todas las instituciones y del conjunto de la sociedad vasca".