Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno no tiene planes de elevar el nivel de alerta antiterrorista tras el atentado de Manchester

Dastis confirma que no hay españoles entre las víctimas, a la espera de datos definitivos de Reino Unido
El Gobierno español no tiene "planes de aumentar el nivel de alerta antiterrorista", que está situado en un nivel 4 de un total de 5, después del atentado del pasado lunes en la ciudad británica de Manchester, en el que murieron 22 personas, según ha dicho este miércoles el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis.
En rueda de prensa junto a su homólogo jordano, Ayman Safadi, Dastis ha insistido en que, aunque "es imposible garantizar la seguridad al cien por cien", el Gobierno considera que con las medidas que se han tomado y el "trabajo eficiente" de las fuerzas de seguridad "lo razonable en este momento es mantenerlo en el nivel en el que está".
El ministro se ha expresado así después de que Reino Unido haya decidido elevar su nivel de alerta antiterrorista hasta "crítico" y Francia haya decidido prolongar el estado de emergencia. Dastis ha recalcado que es a las autoridades de cada país a las que corresponde evaluar y quienes tienen la responsabilidad de fijar el nivel de alerta.
Por otro lado, el ministro ha confirmado que no hay víctimas españolas en el atentado de Manchester, aunque ha matizado que aún no se puede tener "constancia al cien por cien" porque Londres no ha facilitado datos definitivos.
Dastis ha comparecido junto a su homólogo jordano en el marco de la II Conferencia Internacional sobre víctimas de violencia étnica y religiosa en Oriente Medio. Ambos han hecho hincapié en que el terrorismo no puede vincularse a una religión y en que no se trata de una batalla entre civilizaciones, sino "entre los salvajes y el resto".