Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno dice que aún no está "ni muchísimo menos" en la fase de suspender en el TC leyes de la oposición

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha asegurado este lunes que el Gobierno aún no está "ni muchísimo menos" en la fase de acudir al Tribunal Constitucional para que suspenda leyes de la oposición, como la LOMCE. Eso sí, ha recordado que esa capacidad de veto es una previsión constitucional que "en su día" también empleó el PSOE cuando gobernaba.
Así se ha pronunciado Nadal en un acto en el Campus Madrid creado por Google al ser preguntado si el Ejecutivo de Mariano Rajoy tiene intención de acudir al TC para la suspensión cautelar de leyes como la LOMCE y si eso puede dificultar el diálogo con el PSOE.
Nadal ha asegurado que hay una "interpretación diferente" por parte del Congreso y por parte del Ejecutivo sobre la manera de ejercer ese veto. "Y lo tendrá que resolver el Tribunal Constitucional si se llegase a ese extremo, cosa que todavía no se está ahí ni muchísimo menos", ha enfatizado.
LA MESA YA AVISÓ QUE NO ACEPTA DOS VETOS: LOMCDE Y SUBCONTRATAS
Precisamente, el pasado martes la Mesa del Congreso ratificó su decisión de no aceptar el veto del Gobierno a dos iniciativas legislativas del PSOE sobre la paralización de la LOMCE y las condiciones laborales de los trabajadores de subcontratas, lo que aboca a un conflicto institucional con el Ejecutivo, que ya había anunciado su intención de acudir al Tribunal Constitucional.
En total, el Gobierno ha pedido paralizar la tramitación de 16 proposiciones de ley planteadas por la oposición o por parlamentos autonómicos y lo justifica en que, si salieran adelante, supondría una desviación presupuestaria de más de 6.100 millones de euros y pondrían en riesgo el cumplimiento del plan de estabilidad comprometido con Bruselas.
Moncloa se acoge a la legislación que establece que todas las proposiciones de ley que se registran en el Congreso deben contar con el visto bueno del Ejecutivo para ser debatidas, ya que el Gobierno cuenta con capacidad para vetar aquellas que, a su entender, puedan tener efectos negativos sobre los presupuestos en curso o previstos, ya sea porque merman los ingresos o porque aumentan los gastos.
NADAL RECUERDA QUE TAMBIÉN EL PSOE APLICÓ LOS VETOS
El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital ha recordado que la posibilidad del Gobierno de aplicar ese veto es una "previsión constitucional" y ha señalado que la han empleado generalmente "todos los gobiernos en minoría". De hecho, ha recalcado que también lo hicieron los gobiernos del PSOE "en su día".
Nadal ha subrayado que es un tema de "clarificación de las capacidades constitucionales de dos poderes del Estado y no una discusión entre partidos políticos". "Hablamos de la definición adecuada de qué modo ejercer la previsión constitucional que está en la Constitución y que todos los gobiernos anteriores al nuestro lo han aplicado cuando lo han considerado necesario porque es importante para la gobernabilidad del país", ha concluido.