Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco cree que la figura del delegado del Gobierno central es "un anacronismo que no tiene razón de ser"

Espera que De Andrés "contribuya a la necesaria normalización de las relaciones institucionales entre ambos gobiernos"
El Gobierno vasco ha defendido este viernes que la figura del delegado del Gobierno de España en Euskadi "es un anacronismo que no tiene razón de ser en el actual Estado de las Autonomías" y ha señalado que el ordenamiento jurídico establece que "el lehendakari es el representante ordinario del Estado en Euskadi".
Fuentes del Gobierno vasco han valorado la decisión que va a adoptar el Consejo de Ministros este viernes con el nombramiento del presidente del PP de Álava, Javier De Andrés, como delegado del Gobierno central en el País vasco, en sustitución de Carlos Urquijo, que en los últimos cinco años ha presentado numerosos recursos contra leyes vascas.
El Ejecutivo autonómico no ha querido valorar el nombramiento de De Andrés "hasta que comience a ejercer sus funciones" pero ha dicho que espera que sus posicionamientos institucionales "se mantengan distantes de posibles posicionamientos políticos partidistas".
No obstante, el Gobierno vasco ha defendido que esta figura "es un anacronismo que no tiene razón de ser en el actual 'Estado de las Autonomías'" y "menos aún, en el caso de una autonomía singular como Euskadi". "El lehendakari es, según el ordenamiento jurídico, el representante ordinario del Estado en Euskadi", ha recordado.
Finalmente, espera que el trabajo del nuevo delegado del Gobierno central en Euskadi "se centre en defender los intereses de Euskadi" y que este nombramiento "pueda contribuir a la necesaria normalización de las relaciones institucionales" entre el Gobierno central y el vasco.