Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno vasco sigue sin recibir comunicación de Rajoy para reunirse con Urkullu y cree que no debe insistir

El Gobierno vasco sigue sin recibir comunicación del presidente del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, para poner fecha a la reunión que mantendrá con el lehendakari, Iñigo Urkullu, y cree que no debe insistir en ello porque, a su juicio, la bilateralidad no debe "depender de la insistencia de alguna de las partes".
En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, Erkoreka ha asegurado que "no hay ninguna novedad" sobre el encuentro que el lehendakari solicitó a Rajoy, y que estaba pendiente de cerrar. Desde el gabinete de Urkullu consideraban que la fecha de la cita se pondría después de la celebración de la Conferencia de Presidentes Autonómicos, que se celebró el pasado 17 de denero.
En todo caso, hasta el momento, el presidente del Ejecutivo del PP no ha comunicado nada al respecto a la Administración vasca. "Si lo situamos en el marco de los antecedentes, tampoco nos sorprende", ha añadido.
Tras apuntar que desconoce si este mes se puede cerrar fecha porque no tienen ninguna noticia sobre ello, Josu Erkoreka ha afirmado que tampoco cree que esta cuestión deba depender de la insistencia para que el encuentro se produzca.
"Cuando estamos hablando de las relaciones institucionales al más alto nivel entre dos Ejecutivos, los mecanismos tienen que ser los que son. La propuesta del lehendakari se formuló con total ortodoxia y corrección, la respuesta se recibió en los términos en los que se recibió y ya está hecho el planteamiento", ha añadido.
En su opinión, no es "necesario insistir" porque, "a la hora de articular un tipo de colaboración bilateral entre dos Ejecutivos", no cree que "la bilateralidad de las iniciativas tenga que depender de la insistencia de alguna de las partes".
CARTA DEL LEHENDAKARI A RAJOY
El lehendakari envió una misiva a mediados del pasado mes de diciembre en la que comunicaba al máximo representante del Ejecutivo central que no asistiría a la Conferencia de Presidentes Autonómicos del 17 de enero, le planteaba una relación "bilateral" y le recordaba "la singularidad del autogobierno vasco".
En la carta, Iñigo Urkullu destacó que en esta nueva legislatura existía "la oportunidad de iniciar una nueva etapa" tanto en el Estado como en Euskadi, y le aseguraba que el Gobierno vasco mantendría un espítitu de "diálogo y voluntad de acuerdo".
"Vamos a mostrar toda nuestra disposición para actualizar los temas que tenemos pendientes y para trabajar vías de solución a los mismos desde el encuentro y la cooperación", añadió.
Urkullu, que lamentó "la invasión" de competencias vascas por la Administración central, recordó a Rajoy la necesidad de abordar las cuestiones que ya le planteó en la última reunión formal mantenida por ambos, que se celebró el 15 de septiembre de 2014, entre las que se encuentran aspectos financieros, económicos, de empleo, sociales o relacionados con la convivencia tras el cese del terrorismo de ETA.
A juicio del lehendakari, se trata de "temas de calado que requieren de una reflexión y un diagnóstico compartido en un encuentro de carácter bilateral".
El presidente del Gobierno vasco recibió el pasado 29 de diciembre la respuesta de Mariano Rajoy, en la que se mostró dispuesto a mantener un encuentro con él, y planteó que sus respectivos gabinetes se pusieran en comunicación para fijar fecha.