Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno español compromete casi 270.000 euros a programas internacionales humanitarios

El Gobierno español ha autorizado este viernes contribuciones voluntarias a seis organizaciones, programas y fondos internacionales y otras entidades de carácter internacional y humanitario, así como a la lucha contra el terrorismo y el crimen internacionales, por importe de 268.000 euros.
Entre las organizaciones destaca la Unión Por el Mediterráneo, que recibirá un montante de 160.000, "con la voluntad de revitalizar los esfuerzos por transformar el Mediterráneo en un espacio de paz, democracia, cooperación y prosperidad".
España también ha decidido otorgar 24.000 euros a la Alianza Internacional del Holocausto, dada la condición de España como país defensor de la Declaración de Estocolmo de 1988, una suerte de "carta fundacional" de la Alianza que establece el compromiso de los países miembros de profundizar en la educación, memoria e investigación sobre el Holocausto.
El Gobierno también ha concedido 20.000 euros al European Peace Institute (EIP), para "promocionar la paz, a través de una estrecha colaboración con las instituciones de la Unión Europea, mediante la prevención, gestión y resolución de conflictos".
Otrs 24.000 euros han ido destinados al European Endowment for Democracy (EED), una iniciativa conjunta que promociona, a través de un sustema de becas, la democracia en Europa Oriental y el reforzamiento de las transiciones democráticas en la ribera sur del Mediterráneo.
España destinará además 20.000 euros a la Asia Europe Foundation, con el objetivo de "fomentar el conocimiento mutuo entre Asia y Europa, promover el diálogo religioso, la moderación frente al fundamentalismo y reflexionar sobre vías educativas para combatir el radicalismo".
Por último, España ha concedido 20.000 euros a la Fundación Anna Lindh para "promover el diálogo entre culturas y civilizaciones y aumentar la visibilidad del Proceso de Barcelona a través de los intercambios intelectuales, culturales y civiles".