Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno catalán trabaja para que los catalanes en el extranjero voten en el referéndum

Romeva acusa al Estado de "obstrucción" del derecho a voto desde el exterior
El conseller de Asuntos Exteriores de la Generalitat, Raül Romeva, ha asegurado este jueves que el Govern trabaja para que los catalanes que residen en el extranjero puedan votar en el referéndum del 1 de octubre: "Nuestro compromiso es que desde el exterior también se pueda votar".
En una entrevista en Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, ha criticado que la gente "que vota desde el exterior se ha sentido maltratada" en todos los procesos electorales hasta ahora, donde la votación desde el extranjero depende del Estado.
Romeva ha defendido que el Estado se ha venido caracterizando por la "obstrucción" del derecho a voto de los residentes en el extranjero, no solo de los catalanes sino del conjunto de españoles, y ha asegurado que es una vulneración de derechos fundamentales.
Ha explicado que el Parlament aprobó recientemente una ley de la comunidad catalana en el exterior que incluye crear un registro al que pueden apuntarse voluntariamente los catalanes que viven fuera --unos 200.000--.
Preguntado por si este registro servirá para facilitar la participación en el referéndum, ha respondido que sirve para saber quién vive en el extranjero, para que así la Generalitat pueda dirigirse a ellos y proporcionarles "servicios de todo tipo".
El conseller ha recordado que la responsabilidad del voto en el exterior en este referéndum recae en su departamento pero también en el de Gobernación, que promueve implantar el voto electrónico para los catalanes que viven en el extranjero.
VOTO ELÉCTRONICO
La última referencia sobre la posibilidad de que los catalanes voten desde el extranjero la aportó la consellera de Gobernación, Meritxell Borràs, en una comparecencia en el Parlament en enero de este año.
Fijó dos condiciones para implementar el voto electrónico en el referéndum para los catalanes que residen fuera: que el Parlament apruebe definitivamente la ley que regula esto, y que la posibilidad de votar a través de esta modalidad se incluya explícitamente en el decreto de convocatoria del referéndum.
"Si el decreto de convocatoria lo prevé, el instrumento, lógicamente, tendrá que estar disponible", añadió Borràs, de cuya conselleria depende la celebración de los procesos electorales en Cataluña.
PAPEL INTERNACIONAL
Romeva ha explicado que el papel de la Generalitat actualmente en las relaciones internacionales es "explicarse", tanto desde el plano político como el social, el económico y el cultural.
Ha dicho que encuentra receptividad aunque no sean tratados como Estado: "No somos Estado y por lo tanto no nos pueden tratar con rango de Estado. Pero está claro que tenemos relación".