Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno no se cierra a quitar aforados pero pide delimitar delitos y acompasarlo con las autonomías

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado este miércoles que el PP se comprometió con Ciudadanos a eliminar aforamientos políticos y, por tanto, el Ejecutivo no se cierra a la reforma constitucional que eso exigiría, como le reclama el partido naranja. Sin embargo, ve necesario delimitar a qué delitos afectaría y, además, hacer un proceso paralelo en las comunidades autónomas.
Así ha respondido en el Pleno del Congreso, durante la sesión de control, a una pregunta formulada por el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. El líder de la formación naranja le ha pedido que aclare "cómo piensa afrontar" el Ejecutivo la "reforma constitucional exprés" necesaria para cumplir el punto 94 del acuerdo de investidura que ambos partidos firmaron en agosto.
La vicepresidenta ha dicho que, si bien el Gobierno no ha impulsado nunca ningún proyecto de reforma de la Carta Magna, "el PP cumple sus compromisos", también el contraído con C's con respecto a los políticos aforados.
Sin embargo, ha añadido que con esa modificación constitucional solo se suprimirían 650 de los 2.000 aforamientos, ya que hay otros que están contemplados en los Estatutos de las comunidades autónomas. Además, ha abogado por definir si se van a eliminar todos los aforamientos o solo los no relacionados con la vida pública.
(HABRÁ AMPLIACIÓN)