Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno cree que el PSOE no tiene "legitimidad" para pedir la subida de las pensiones

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que el PSOE tiene "poca legitimidad" para pedir ahora que suban las pensiones cuando las "recortaron" en 2010 y con el Plan E del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero se habrían "revalorizado cuatro veces". Además, ha recalcado que el "agujero de la crisis no se arregla en diez meses" porque el PSOE llevó el déficit público a "las cotas más altas de la democracia".

De esta forma ha respondido, en la sesión de control al Gobierno del Congreso a la portavoz parlamentaria del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, que ha sacado a relucir las pesimistas previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para España el año próximo y ha acusado al Ejecutivo de haber colocado a España "en la senda de la recesión en un solo año".
Rodríguez ha destacado que el informe del FMI recoge unas "consecuencias para España dramáticas", ya que, según ha destacado, sitúa a la economía española como la segunda del mundo "con peor evolución para el próximo año, después de Grecia".
"El informe dice una cosa, que la economía española ha empeorado sus previsiones en el último año, que un fuerte recorte en el gasto y en los ingresos, acompañado de una fuerte subida de los impuestos, ha colocado a España en la senda de recesión, hundiendo a la economía española y alejándola de la recuperación", ha enfatizado.
En este punto, la dirigente del PSOE ha recordado que hace un año, cuando "todo iba muy mal" y se decía que era necesario un cambio de Gobierno, las previsiones de crecimiento para España eran del 1,8 y ahora son del -1,3.
"¿No se sienten ustedes responsables? ¿No les parece la prueba evidente de que la política de la derecha europea, aplicada con pasión por la derecha española, está claramente fracasando, nos está hundiendo y generando empobrecimiento?", ha preguntado, para pedir al Gobierno un cambio en los Presupuestos porque "no son creíbles".
Zapatero y el déficit público
En su turno, la vicepresidenta ha recalcado que la estrategia de política económica del Gobierno es "pública" y se basa en dos objetivos: cumplir con el déficit público y hacer reformas, con el fin de recuperar la economía y crear empleo.
En este punto, ha recordado que la gestión de José Luis Rodríguez Zapatero llevó a España a "las cotas de déficit público más altas de toda la democracia". "Nosotros seremos responsables de estos 10 meses pero este agujero de la crisis ni se genera ni se arregla en 10 meses", ha aseverado.
A renglón seguido, la vicepresidenta ha puesto como ejemplo el Plan E que aprobó el Ejecutivo socialista y que ha definido como "el mayor monumento al despilfarro" porque con los 8.000 millones dedicados a ese plan se habrían "revalorizado cuatro veces las pensiones" que congeló el PSOE en 2010.
"Creo que tiene poca legitimidad desde la oposición para reclamar lo primero que recortaron desde el Gobierno", ha respondido a Soraya Rodríguez, que una vez más ha preguntado al Ejecutivo si tiene previsto revalorizar las pensiones el próximo año.
La campaña gallega
En este 'duelo' parlamentario semanal, Soraya Rodríguez ha pedido además transparencia al Gobierno con la presentación de los contratos firmados con la empresa mexicana Pemex, que, a su juicio, "no existen". También ha emplazado al Ejecutivo a hacer pública la auditoría encargada por el ministro de Economía, así como a dar a conocer las alegaciones que han presentado los ciudadanos a la Ley de Transparencia.
Ante esta última alusión a los contratos de Pemex, presentes en la campaña electoral gallega, la portavoz del Ejecutivo le ha recriminado que saque este tema en la sesión de control para "asegurarse el público" al no llenar en Galicia "salones de 200 personas", en referencia al mitin que ofreció hace unos días Alfredo Pérez Rubalcaba.