Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno lamenta la quema de banderas y retratos del Rey en Barcelona y ofrece la ayuda de la Policía Nacional

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha calificado de "lamentables" la quema de retratos del Rey y de banderas de España y de la UE ocurridos tras una manifestación independentista, con motivo de la Diada, en Barcelona, y ha ofrecido la colaboración de la Policía Nacional para identificar a los autores.
Según ha explicado a los periodistas antes de asistir en el Congreso a la reunión del Grupo Parlamentario Popular, los hechos se produjeron al final de una marcha "de unas 5.000 personas que hicieron unos antisistema independentistas" en la Ciudad Condal en la que quemaron ejemplares de la Constitución.
Fernández Díaz ha recalcado que han sido los Mossos d'Esquadra quienes, de oficio, se han ocupado de la investigación que, actualmente, se centra en "identificar quienes fueron quienes presuntamente cometieron esos delitos", algunos de los cuales iban encapuchados.
Los datos obtenidos durante la investigación se trasladarán posteriormente a la Audiencia Nacional, en el caso de la quema de retratos del Rey, por ser un delito contra la Corona, según ha explicado el ministro, mientras que de la quema de banderas se ocupará el juzgado de guardia de Barcelona.
Al respecto, Fernández Díaz ha ofrecido a la Policía Nacional "para coordinar las actuaciones" y ha declarado que ambos cuerpos de seguridad ya se han puesto en contacto. En el caso de que esa ayuda sea solicitada, ha explicado, la Policía podría aportar a los Mossos colaboración para los servicios de información.