Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno nombra embajador en la República Democrática del Congo a Pablo Montesino-Espartero

El Consejo de Ministros ha nombrado este viernes embajador de España en la República Democrática del Congo a Pablo Montesino-Espartero Velasco, que actualmente era vocal asesor de Asuntos Jurídicos en la Subdirección General de Relaciones Exteriores y Asuntos Comerciales del Ministerio de Exteriores.
Nacido en 1959 en Barcelona, Montesino-Espartero es Licenciado en Derecho e ingresó en 1987 en la Carrera Diplomática. Ha estado destinado en las representaciones diplomáticas españolas en Alemania y ante la Unión Europea.
Además, fue administrador principal en la Secretaría General del Consejo de la Unión Europea, asesor del gabinete del secretario de Estado de Asuntos Exteriores y, sucesivamente, subdirector general de Relaciones Económicas Bilaterales con Europa y países OCDE, subdirector general de Relaciones Económicas Multilaterales y de Cooperación Aérea, Marítima y Terrestre, y subdirector general para la Comunidad Iberoamericana de Naciones.
Por otro lado, el Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que se suprime la Oficina Técnica de Cooperación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo en la Misión Diplomática Permanente de España en la República Socialista de Vietnam.
Según ha informado el Ejecutivo, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (aecid) está llevando a cabo un proceso de concentración geográfica, sectorial y multilateral que, en su estructura exterior, ha dado lugar al proceso de cierre de varias de sus unidades de cooperación.
En este caso, argumenta que, según el Informe 2015 de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Vietnam ha pasado del puesto 127 en 2012 al 116 en 2014 y se clasifica como país de desarrollo humano medio. Vietnam ha reducido a la mitad el porcentaje de población pobre y el porcentaje de población con hambre, ha eliminado el desequilibrio de género en educación primaria y secundaria y ha comenzado a revertir la expansión de la malaria y otras enfermedades.