Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno reprocha al PSOE su poca "coherencia" con el CETA y dice que su cambio afectará a la credibilidad de España

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha asegurado este jueves que no entiende el cambio de posición del PSOE sobre el tratado comercial entre la Unión Europea y Canadá (CETA), lo ha tachado de poco "coherente" y ha avisado de que afectará a la "credibilidad" de España y no traerá ningún beneficio a los socialistas.
El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha asegurado este jueves que no entiende el cambio de posición del PSOE sobre el
tratado comercial entre la Unión Europea y Canadá (CETA), lo ha tachado de poco "coherente" y ha avisado de que afectará a la "credibilidad" de España y no traerá ningún beneficio a los socialistas.
En declaraciones en los pasillos del Congreso, Méndez de Vigo, ha señalado que el cambio de criterio del PSOE es "una mala noticia" y ha recordado al partido de Pedro Sánchez que "la coherencia es muy importante en política" y es "absolutamente capital" mantenerla en los temas europeos.
En su opinión, el PSOE va a tener "muy difícil" explicar su cambio de opinión después de haber votado a favor del tratado comercial en el Parlamento Europeo y hace dos días en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso.
Para el exministro José Manuel García Margallo, antes titular e Exteriores y ahora presidente de la Comisión Mixta de Seguridad Nacional, el cambio de opinión del PSOE resulta "bastante incomprensible", máxime cuando se trata de un acuerdo negociado con los 28 Estados de la UE y con un país nada sospechoso como Canadá, y cree que los socialistas van a tener problemas para explicar su posición a sus correligionarios europeos.
El acuerdo CETA se votará en el Pleno de la Cámara el próximo jueves y la Ejecutiva socialista decidirá el sentido de su voto el lunes, aunque en principio se inclina por la abstención.