Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno pondrá a la venta 15.000 inmuebles del Estado

El Consejo de Ministros del próximo viernes aprobará dentro del Plan para reformar la administración, presentado hoy por el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, un proyecto para desamortizar bienes del Estado. Según fuentes del Ejecutivo, hasta un total de 15.000 inmuebles repartidos por toda España serán puestos a la venta.

En ese amplio lote se incluyen entre ocho y diez edificios considerados singulares, como el Palacete del Paseo de la Castellana, de Madrid, en el que antes estaba ubicada la antigua sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). También tiene previsto vender un solar en la calle Padre Damián de Madrid, cuyo dinero se invertirá en reformar las instalaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores, en el antiguo edificio del Instituto Nacional de Industria (INI).
El Gobierno comenzó hace varios meses un plan de recopilación de información para tener un censo fiable del número de edificios públicos y de los alquileres que estaba pagando la administración. En ese período el Ejecutivo ha renegociado a la baja un total de 356 alquileres, con un ahorro de 40 millones de euros y ha vendido inmuebles y otros bienes del Estado por valor de otros 88 millones de euros.
Asimismo, también se ha producido una merma importante tanto de vehículos como de conductores en el Parque Móvil del Estado. Utilizando bajas voluntarias o jubilaciones, el número de conductores ha descendido de 1.002 a 852 y los automóviles de 930 a 630. Fruto de esta política de austeridad, el Gobierno también desea trasladar la ubicación del Parque Móvil en Madrid a una zona donde el suelo sea más barato.
El Gobierno también tiene previsto ahorrar otros seis millones de euros al año eliminando el trámite bancario que ahora tiene que cumplir al pagar las nóminas de los funcionarios. Se trata de suplir una práctica iniciada en 1974, según la cual cinco días antes de pagar las nóminas tiene que hacer una provisión del dinero.