Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luz verde al Plan Hidrológico del Tajo

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el Real Decreto del Plan Hidrológico de la cuenca del Tajo, que incluye el trasvase desde esta cuenca a la del Segura de entre 240 hasta 400 hectómetros cúbicos de agua.

Además, el Real Decreto contempla inversiones por más de 6.100 millones de euros, a financiar entre todas las administraciones. Más de la mitad de ellos, van destinados al cumplimiento de los objetivos ambientales previstos.
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, ha destacado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que con la aprobación del plan de cuenca de la parte española de la demarcación hidrológica del Tajo, que es "uno de los más complejos", son 15 los planes aprobados por el Ejecutivo "en poco más de dos años".
El plan de cuenca establece un "nuevo marco normativo" que equilibra la satisfacción de los usos y las demandas con la protección y mejora del estado de todas las masas de agua.
El Tajo es el río más largo de la Península Ibérica, con 1.100 kilómetros, de los que más de 850 kilómetros discurren por España, en cuyo recorrido atraviesa un total de doce provincias de cinco Comunidades Autónomas españolas (Aragón, Castilla y León, Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura).
Desde 2012, el actual Ejecutivo ha aprobado los planes de hidrológicos del Ebro, Ceuta, Melilla, Islas Baleares, Duero, Cantábrico Occidental, Cantábrico Oriental, Guadiana, Guadalquivir, Miño-Sil, Galicia-Costa, Tinto-Odiel-Piedras, Guadalete-Barbate y Cuencas Mediterráneas Andaluzas, que se suma al único aprobado por el anterior Ejecutivo, el del Distrito fluvial de Cataluña.
Aún están pendientes de aprobar los planes de los ríos Segura y Júcar, que ya cuentan con el informe favorable del Consejo Nacional del Agua.
Según el Gobierno, el Plan Hidrológico del Tajo es el resultado de un trabajo serio, comprometido y de diálogo con todas las partes implicadas, usuarios y territorios de toda la demarcación, tanto en la fase de elaboración como en la de aprobación del Plan. Así, añade que "prueba de ello" es que el documento definitivo recoge buena parte de las indicaciones contenidas en las más de 12.000 alegaciones y observaciones recibidas a lo largo del proceso de información pública.
Este texto define un nuevo marco normativo en la gestión del agua que equilibra la satisfacción de los usos y demandas, actuales y futuras, con la protección y mejora del estado de todas las masas de agua de la cuenca del Tajo, tal y como contempla la Directiva Marco del Agua.
El plan establece una serie de medidas para asegurar los abastecimientos urbano-industriales de la cuenca, especialmente de las grandes concentraciones de población, entre las que se encuentran la Comunidad de Madrid y la provincia de Toledo, así como el mantenimiento y modernización de las zonas de regadío.
BUEN ESTADO ECOLÓGICO
Igualmente, incluye como objetivo conseguir que en 2027 el 92% de las masas de agua de la cuenca alcancen el buen estado ecológico, conforme a la Directiva Marco. Para ello, propone llevar a cabo un tratamiento más avanzado de las aguas residuales de las principales concentraciones urbanas, así como mantener los niveles y flujos necesarios en los principales afluentes de la cuenca y en el eje del río Tajo a su paso por Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina.
El plan define un régimen transitorio para incrementar, de forma paulatina, los volúmenes mínimos de agua que deberán tener almacenados los embalses de cabecera (Entrepeñas y Buendía) para dar respuesta a las demandas de abastecimiento y riego de la cuenca. El volumen mínimo se incrementará desde los 240 hm3 actuales a los 400 hm3 en un plazo máximo de cinco años.
INVERSIONES DE MÁS DE 6.100 MILLONES DE EUROS
El Plan contempla inversiones de más de 6.100 millones de euros a financiar por todas las administraciones, para alcanzar los objetivos propuestos en el Programa de medidas.
Del total de la inversión, cerca de 3.500 millones de euros se destinan al cumplimiento de los objetivos ambientales, esencialmente mediante actuaciones de saneamiento y depuración de las aguas residuales urbanas.
Casi 2.500 millones de euros más se dirigen a la satisfacción de las demandas, con acciones preferentemente orientadas a la construcción de nuevas infraestructuras de regulación y la mejora en la atención de los regadíos, por último contempla una inversión de 170 millones de euros en actuaciones para la mejora del conocimiento y la gobernanza.
El Plan Hidrológico del Tajo recibió el informe favorable del Consejo Nacional del Agua el pasado 26 de diciembre de 2013, tras su aprobación por el Consejo del Agua de la Demarcación y el pertinente proceso de participación pública. También ha contado con la aprobación y el informe positivo de los diferentes Ministerios afectados.