Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno destina un millón de euros al Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos

Aporta 100.000 euros a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas
El Consejo de Ministros ha autorizado una contribución voluntaria de un millón de euros a la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) y una segunda, de 100.000 euros, a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).
Con esta contribución a la OACNUDH, el Gobierno quiere dar cumplimiento al compromiso de España con los derechos humanos y con el sistema multilateral para su protección y promoción. Dado que España es candidata al Consejo de Derechos Humanos para el periodo 2018-2020, el Ejecutiuvo considera que su nivel de contribución "debe acercarse al lugar que le correspondería en coherencia con la vocación multilateral" española.
El Ejecutivo ha explicado que España efectúa regularmente, de acuerdo con sus prioridades políticas, contribuciones voluntarias a diversas organizaciones, programas y fondos internacionales dedicados a defender y promover la defensa de los derechos humanos, el fortalecimiento de la paz y la seguridad internacionales y a la lucha contra el terrorismo y el crimen internacionales.
La OACNUDH es el órgano de Naciones Unidas encargado de promover y proteger los derechos humanos. España mantiene una relación fluida y de diálogo activo con el Alto Comisionado y su oficina. A ello contribuyó el importante aumento de la aportación financiera española entre 2004 y 2008, lo que permitió una mayor cooperación con la OACNUDH en temas como la no discriminación de la mujer, protección de la infancia, erradicación de la tortura y la pena de muerte, entre otros. Desde 2009 hay consultas bilaterales anuales España-OACNUDH.
Por su parte, la OPAQ se centra en proyectos para impedir que armas químicas caigan en poder de actores no estatales, especialmente terroristas; proyectos que mejoren las capacidades de otros Estados Parte en la lucha contra el terrorismo químico, así como en la aplicación de la Convención para la prohibición de las armas químicas.
Con esta contribución se busca financiar actividades de la OPAQ centradas en áreas clave que refuercen la presencia española en la organización y la aplicación de objetivos de no proliferación de Armas de Destrucción Masiva de la Estrategia Nacional de Seguridad y la Estrategia de Acción Exterior (2014).
Se pretende, en concreto, impulsar una red de laboratorios de habla hispana de la OPAQ, promoviendo la cooperación entre la OPAQ y regionales y sub-regionales para la aplicación de medidas de no proliferación de armas químicas, la promoción de la protección y seguridad de la industria química, incluidas alianzas eficaces con la sociedad civil y el sector privado y la facilitación de la implementación nacional de las actividades de la Resolución 1540, incluso a través de enfoques coordinados a nivel regional.