Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Girauta justifica el nuevo código disciplinario de C's porque lobbies con "intereses bastardos" quisieron destruirlo

Señala que ediles de Podemos gestionan grandes presupuestos con la única experiencia de haber estado en "una asamblea de la facultad"
El portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Juan Carlos Girauta, ha afirmado que si la Ejecutiva no hubiese expulsado "sistemáticamente y sin dudarlo" a grupos organizados de personas, procedentes de otras formaciones o de 'lobbies', que se afilian "para ir contra los intereses del partido", estos podrían haber destruido a la formación naranja.
"En la expansión de Ciudadanos nos hemos encontrado de todo. Y si no hubiéramos cortado por lo sano y hubiéramos echado sistemáticamente y sin dudarlo a todos los que han entrado con su propia agenda y en comandita, a lo mejor se habrían cargado el partido, lo habrían reventado. Y nosotros no nos lo podemos permitir", ha declarado en una entrevista con Europa Press.
Aprovechando el rápido proceso de crecimiento y expansión de Ciudadanos, "se han intentado meter un montón de grupos organizados de gente" que, aunque en ocasiones se puedan presentar "como una corriente" interna, en realidad entran en el partido para perseguir "intereses bastardos", ha explicado Girauta.
Ejemplos de este fenómeno se han producido en Extremadura, donde "se metieron 113 personas que dieron el mismo número de cuenta corriente para domiciliar las cuotas" de afiliación, o en Marbella, donde hubo que cerrar la agrupación local porque "iban juntos 50", según ha precisado.
"Nuestra obligación es detectar eso y echarlos", porque en una formación política grande como el PP o el PSOE "estas cosas es muy difícil que pasen", pero en Ciudadanos "lo que está en peligro es el propio proyecto político, ha subrayado.
"NINGUNA CRÍTICA ES PROBLEMÁTICA SI ES LEAL AL PROYECTO"
Precisamente, ese es el objetivo que, según Girauta, busca la dirección de C's, respaldada por el Consejo General, con las modificaciones que ha propuesto introducir en los próximos Estatutos del partido, que se debatirán y aprobarán el 4 y el 5 de febrero en la Asamblea General.
El documento base aprobado por el Consejo General de Ciudadanos, al que las agrupaciones podrán presentar enmiendas antes de que lo voten los compromisarios en la Asamblea, amplía la lista de conductas que se consideran faltas muy graves y endurece las sanciones. Entre esas infracciones se incluye la creación o participación en "corrientes de opinión que sean contrarias a los intereses del partido en su conjunto".
Girauta cree que la opinión pública ha interpretado incorrectamente esa propuesta y que quizá el partido debería haberlo explicado mejor. Para aclararlo, ha insistido en que en Ciudadanos no tienen "ninguna intención de acabar con ninguna discrepancia interna" y que "ninguna crítica es problemática si es una crítica leal al proyecto".
En cualquier caso, considera necesario "dar herramientas" a la Secretaría de Organización para que pueda detectar rápidamente y frenar a esos grupos de afiliados procedentes "de un partido" o "de un 'lobby', un grupo de amigos o un grupo de empresarios" que deciden "copar una agrupación" para perseguir "intereses bastardos".
El portavoz parlamentario ha hecho una defensa de la discrepancia interna, que ve "estimulante". De hecho, mantiene que "la falta de crítica hace que se colapsen los proyectos" porque provoca que los partidos empiecen a "perder contacto con el exterior".
También se ha referido a la norma que ha planteado la Ejecutiva de Ciudadanos para las primarias, según la cual los afiliados solo podrán elegir a las personas que ocuparán el primer puesto de cada lista electoral, en vez de los cinco primeros, como se ha hecho en anteriores convocatorias electorales.
Girauta ha argumentado que se quiere hacer ese cambio porque el sistema que se ha estado usando "tiene fallos", ya que impedía que el cabeza de lista, una vez ganadas las elecciones, pudiese formar "un equipo cohesionado que se pareciese a su proyecto". Una vez constatado eso, "hay que aprender de la realidad", ha afirmado.
ESTAR PREPARADOS ANTES DE GOBERNAR
En cuanto al documento de estrategia política, que aboga por que Ciudadanos acabe entrando en gobiernos de coalición autonómicos, ha dicho que esa idea no se plantea para antes de 2019 porque, en estos primeros años, los cargos y grupos institucionales tienen que formarse y coger experiencia en la vida institucional.
Pero en 2019 "vamos a tener unos equipos formidables, dispuestos a entrar en los gobiernos", ha asegurado. En cambio, "otros se precipitan a entrar en las instituciones cuando pueden y luego eso se paga en errores, desconocimientos e ineficacia", algo que "no tiene por qué pagar el ciudadano de a pie", ha añadido.
Refiriéndose a Podemos sin nombrarlo expresamente, Girauta ha lamentado que ahora trabajen como concejales personas que "en su vida a lo mejor solo han estado en una asamblea de la facultad". "Y de pronto están gestionando un presupuesto inmenso en un departamento de un gran ayuntamiento, o de una comunidad. No me parece serio", ha manifestado.
Por último, el portavoz de Ciudadanos en el Congreso ha explicado por qué la Ejecutiva no quiere incluir referencias expresas a Cataluña en el nuevo ideario del partido. "Nuestra intención ha sido que el ideario hablara, mirando hacia adelante, de lo que queremos ser, no de lo que no queremos ser", ha afirmado, tras recordar que C's era en sus orígenes un partido catalán que nació "como reacción al nacionalismo hegemónico", mientras que ahora actúa en un ámbito nacional y europeo.
Respecto a la decisión de eliminar la frase que dice que Ciudadanos se nutre, entre otras cosas, del "socialismo democrático", Girauta ha dicho que eso "no significa que uno esté a la derecha, sino que no está en la izquierda". "Ciudadanos está y quiere estar en el centro", ha agregado.
Además, ha apuntado que la formación naranja "apuesta por el liberalismo europeo, el liberalismo progresista". Se trata, desde su punto de vista, de "un liberalismo que ya no discute el Estado del bienestar", sino que lo asume como "un bien a proteger que además tiene que mejorarse y avanzar".