Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se cumple un mes de la tragedia de Germanwings en los Alpes

Se cumple un mes del accidente del avión de Germanwings que se estrelló en los Alpes mientras cubría la ruta entre Barcelona y Dusseldorf. Después de los datos rescatados de las dos cajas negras, los investigadores afirman que fue el copiloto, Andreas Lubitz, el que voluntariamente estrelló el avión contra las montañas. Las familias de las 150 víctimas, de las que 50 eras españolas, no han podido aún recuperar los cuerpos.

El pasado 24 de abril un Airbus A320 de la compañía Germanwings partía de Barcelona rumbo a Dusseldorf con 150 personas a borda. Nunca llegó a su destino. Según las investigaciones y los datos extraídos de las dos cajas negras, el copilo, Andreas Lubitz, estrelló el avión voluntariamente contra las montañas.
Cuatro semanas en las que, según la compañía, han tenido como prioridad atender a los familiares de las víctimas y durante las que han discurrido en paralelo las diligencias de las fiscalías francesa y alemana.
La mayoría de los ocupantes del aparato eran alemanes y españoles, pero viajaban ciudadanos de otras 10 nacionalidades. Por el momento no está claro cuando se podrán entregar los restos de las víctimas a los familiares.
Lufhtansa, la compañía matriz, ha reservado 278 millones de euros reservados para las indemnizaciones que ya han comenzado a llegar a los afectados, 50.000 euros por familia.
Tanto las grabaciones de voz como los parámetros de vuelo indican que Lubitz, de baja médica que no comunicó, se encerró en cabina, accionó los dispositivos precisos para hacer descender el aparato y luego aceleró su velocidad hasta estrellarlo sin que nadie pudiera impedirlo. Dramática conclusión para una de las mayores tragedias de la aviación comercial.
El próximo lunes se celebrará el funeral de estado por las 50 víctimas españolas del accidente en la Sagrada Familia de Barcelona. Está previsto que a la ceremonia asistan los Reyes, Don Felipe y Doña Letizia, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y el presidente de la Generalitat, Artur Mas.