Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat se desvincula totalmente de las nuevas revelaciones del caso Pujol

La portavoz del Govern, Neus Munté, ha resaltado este martes que las últimas revelaciones del procedimiento judicial contra la familia Pujol que cifran en 70 millones de euros el presunto beneficio ilícito no tienen "ningún vínculo" con el actual ejecutivo ni con la Generalitat.
"Nada de lo que aparece en los últimos días tiene que ver con este gobierno ni con el Gobierno de la Generalitat", ha argumentado en rueda de prensa tras reunirse el Consell Executiu, además de puntualizar que son informaciones de 1995.
Ha considerado que lo interesante es que avance la investigación y llegue a su fin permitiendo corroborar o no las informaciones que han ido apareciendo: "Que se aclare lo más rápido posible a través de los procesos judiciales abiertos".
Según documentos que obran en el sumario del caso, la mujer del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, Marta Ferrusola, utilizaba en clave el nombre 'madre superiora' para ordenar traspasos de sus cuentas en Andorra.
'Reverendo Mosén. Soy la madre superiora de la congregación. Desearía que traspasaras dos misales de mi biblioteca a la biblioteca del capellán de la parroquia. Él ya le dirá dónde se deben colocar. Muy agradecida', relata la nota manuscrita, firmada por Ferrusola el 14 de diciembre de 1995.
Además, un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) de la Policía Nacional asegura que la familia Pujol Ferrusola pudo obtener un beneficio presuntamente ilícito de al menos 70,4 millones de euros desde 1990.