Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat hace campaña del caso Forcadell ante Gerry Adams y el Sinn Fein irlandés

El delegado del Gobierno catalán en Reino Unido e Irlanda, Sergi Marcén, se entrevistó este jueves con representantes del Sinn Fein --antiguo brazo político del grupo terrorista IRA, hoy inactivo-- para denunciar ante ellos el proceso judicial abierto por desobediencia contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que permitió debatir las conclusiones de la comisión del proceso constituyente que busca hacer de Cataluña un Estado independiente.
Marcén fue recibido en Dublín por el líder del partido, Gerry Adams, su responsable de política internacional, Sean Crowe, y el senador de la formación Trevor ÓClochartaigh. En su cuenta en la red social Twitter, Marcén explica que el encuentro permitió explicar al Sinn Fein la situación "económica, social y política" de Cataluña, así como el caso Forcadell, al que se refiere como una cuestión de "defensa de los valores democráticos".
Tanto el Sinn Fein como Adams han sido históricamente un referente tanto de ETA como de la izquierda abertzale vasca. Adams pidió esta semana al primer ministro irlandés, Endy Kenny, que sacara a colación en la cumbre europea de jefes de Estado y de Gobierno de este jueves el proceso contra Forcadell por considerar que llevar a los tribunales al representante de un órgano legislativo democrático "por haber facilitado el debate" es una actuación "que amenaza las garantías democráticas".
Pero el Sinn Fein no ha sido el único movimiento europeo en solidarizarse con Forcadell. El exprimer ministro escocés Alex Salmond ha comentado en una entrevista que el caso Forcadell "genera una gran preocupación en la Cámara de los Comunes y en otros lugares de Europa".
Esta misma semana 21 diputados del Parlamento británico firmaron una moción de apoyo a Forcadell impulsada por el diputado del Partido Nacional Escocés, George Kerevan. Entre los firmantes hay diputados laboristas.
Otros gestos de apoyo a Forcadell han llegado por parte de diputados de Alemania, Dinamarca y del Parlamento de Gales, cuya presidenta, Elin Jones, ha escrito en Twitter un mensaje de solidaridad en catalán con Forcadell, de la que dice que se limitó a permitir un "debate democrático".