Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llamazares: La sentencia del 'caso Malaya' "demuestra que la justicia no funciona"

El diputado de IU en el Congreso Gaspar Llamazares ha asegurado que la sentencia del 'caso Malaya', hecha pública este viernes, demuestra que la justicia en España "no funciona" y ha lamentado que resoluciones como ésta generan "frustración ciudadana".

En atención a los medios durante la I Fiesta de Izquierda Abierta Andalucía, que celebran este sábado en el Parque del Alamillo de Sevilla, Llamazares ha considerado que el caso 'Malaya' es un símbolo de lo que nos ha llevado a la crisis, "el símbolo de la especulación y, desgraciadamente, es el símbolo del camino por el que quiere salir el Gobierno", refiriéndose así proyectos como Eurovegas u "otros tipos de iniciativas especuladoras".
"La justicia no funciona y no funciona a tiempo", ha sentenciado el diputado, para luego incidir en la necesidad de que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que plantea el Gobierno para el 2014 deberían incluir "un compromiso para la justicia, con más recursos, y un compromiso para luchar contra la corrupción, algo que tampoco hay en la reforma del Código Penal", ha lamentado.
En este sentido, Llamazares asegura que el Gobierno "mira para otro lado en materia de corrupción y vuelve a recortar en justicia", de manera que, según ha manifestado, "lo único que aumenta son las tasas judiciales y la privatización de la justicia a manos de los registradores de la propiedad".
Así, se ha referido a la "frustración ciudadana" que, en su opinión, generan sentencias como la del caso 'Malaya' y que, asegura, "anuncia más frustraciones en los ciudadanos y más impunidad para aquellos que corrompen y para aquellos que se lucran del dinero público", se refiere así a casos como 'Malaya', Fabra o Bárcenas, "casos pendientes de resolución judicial en la situación actual de carencia de recursos, que pueden acabar en penas irrisorias que demuestren que nuestro Código Penal es el de los pobres".