Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón dice que es bueno que la gente no sepa si Iglesias es de Podemos o de IU y pide llevar la alianza "más allá"

"Me consta el interés y el deseo político sincero de Pablo por construir la unidad no como una mera alianza electoral", asegura
El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha defendido este viernes la necesidad de "ir más allá" en la construcción del "bloque del cambio" en el que su formación participa junto a Podemos y las confluencias, superando el carácter "electoral" y la "liturgia de las siglas". De hecho, ha asegurado que es "buena noticia" que la gente no distinga, tanto en su caso como en el del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, de qué partido son.
"Hay gente que ya no sabe si yo soy de IU o de Podemos pero le pasa también a Pablo, que no saben si es de IU o de Podemos. Creo que eso no es un perjuicio, es una buena noticia", ha afirmado durante su intervención en el debate 'Espacios del cambio' celebrado en la Universidad Complutense, en el que también han participado Iglesias, el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, y la diputada de En Marea, Yolanda Díaz.
Con este argumento, Garzón ha tratado de demostrar hasta qué punto ha calado ya en la sociedad la necesidad de construir un "bloque del cambio" más allá de siglas e "identidades" particulares, y que el balance de lo que han conseguido desde que sellaron la coalición de Unidos Podemos para las pasadas elecciones generales de junio es "positivo".
"Cuando me dicen por la calle que soy de Podemos y que siga así pues no le digo que. No tengo un problema de identidad política. No soy un patriota del partido, soy un patriota de mi ideología. Yo lo que soy es comunista y a partir de ahí, todo lo demás está muy claro", ha ahondado más tarde.
"LA GENTE NOS VE PARTE DEL MISMO PROYECTO"
En este sentido, ha explicado que "es una ventaja" que no les distingan porque eso significa que, aunque son "diferentes", la gente les asume como "parte del mismo proyecto". "Somos diferentes pero tenemos muy claro que lo que nos une es transformar nuestra sociedad frente a un régimen que lo tiene muy claro", ha enfatizado.
Por ello, ha defendido la necesidad de "ir mucho más allá" en la construcción de ese espacio político que permita transformar el país, y que no sea "una mera unidad electoral". "Más allá de las liturgias de las siglas y el fetichismo de las organizaciones hay un propósito político, que es defender lo que tiene que ser un país", ha apostillado.
"Eso que algunos ven como un inconveniente para mí es una virtud", ha afirmado, en alusión velada a quienes se han mostrado reacios a profundizar la alianza, como por ejemplo, el sector de Podemos liderado por el secretario político, Íñigo Errejón, o el de Gaspar Llamazares en IU. "Es una virtud la incapacidad que tiene el votante de a pie de diferenciar entre los discursos de los que aquí estamos", ha insistido.
En esta línea, Garzón ha aprovechado para felicitar a los "dirigentes" que han hecho posible el camino que ese "bloque del cambio" lleva recorrido hasta ahora y los logros que han conseguido, que "no han caído del cielo". "Me consta el interés y el deseo político sincero de Pablo por construir la unidad no como una mera alianza electoral sino ir mucho más allá", ha asegurado.
"Hacía falta dirigentes que comprendieran que este era el camino para ganar y generar un foco de atención para el resto de las izquierdas de Europa sobre la excepción española", ha apostillado.