Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón dice que IU no será "la izquierda domesticada" que pase por lo que planteé "la gran coalición" entre PP y PSOE

Sobre el debate interno de Podemos, afirma que IU se mantendrá "neutral" hasta Vistalegre II
El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, ha asegurado que su formación no será una "izquierda domesticada" que pase por los planteamientos que se hagan desde "la gran coalición" que se ha formado, a su juicio, entre el PP y el PSOE esta legislatura. "2017 será el año de la gran coalición, porque tanto PP como PSOE están reconociendo que se necesitan mutuamente", ha añadido.
Garzón ha explicado que ambos partidos han establecido una alianza que "se intenta disimular", pero que se pone de manifiesto porque el Gobierno "necesita al PSOE para aprobar leyes" y los socialistas precisan del PP para "evitar unas terceras elecciones". "Hay una confluencia de intereses y ambos van a jugar un intercambio de cromos", ha aseverado.
Frente a esto, el líder de IU, ha asegurado que su formación no formará parte de dicha coalición y no será "la izquierda domesticada" que pase por los planteamientos que ésta unión ponga encima de la mesa. Sobre esto, ha ejemplificado con el debate surgido por la posibilidad de reformar la Carta Magna. Según Garzón, el Gobierno va a plantear una reforma parcial "hecha en los despachos" entre las "élites" y esto no se va a permitir desde IU ni desde Unidos Podemos.
"No vamos a ser la izquierda domesticada, no vamos a pasar por el aro y vamos a trabajar para que cualquier modificación de la Constitución pase por la democracia radical", ha remachado, al tiempo que ha asegurado que aquello que planteará el Gobierno sólo significará "una salida en falso de la crisis del régimen" que buscará una "izquierda sometida" con "parches" que "no son soluciones reales".
Garzón ha añadido que, en este año que promete ser el del debate de la reforma de la Carta Magna, desde IU lo se defenderá una "revisión total" del texto encaminada a hacer una Constitución "menos rígida", que incluya una ciudadanía más participativa y un "blindaje" de los derechos fundamentales. "Defendemos una postura rupturista de resolver los problemas desde la raíz, no con parches", ha insistido en una rueda de prensa este lunes en la sede de IU.
"NEUTRALIDAD" EN EL DEBATE DE PODEMOS
Por otro lado, preguntado por los sondeos, Garzón ha dicho que este año tiene que ser el año de la "movilización social" que consistirá en llegar a las clases populares a través del espacio político de Unidos Podemos para explicar el proyecto político e "incrementar una base social que se transformará en una mejora de las intenciones de voto".
"Se trata de un trabajo previo", ha dicho Garzón, que ha abogado por "dejar de hablar de los problemas internos" de los partidos para hablar de "espacios políticos con vistas a gobernar el país". "Hay que hablar de los problemas con los que las clases populares se vean identificadas y no de los problemas de dentro de los partidos porque eso la gente lo ve ajeno", ha añadido.
Preguntado por si el debate interno de Podemos podría afectar al progreso del espacio político de Unidos Podemos, Garzón ha reiterado que la formación morada está viviendo "debates intensos" que se están siguiendo desde el "respeto" por IU sin inmiscuirse. "Somos organizaciones independientes y autónomas. Estamos atentos al proceso pero vamos a seguir manteniendo nuestra neutralidad hasta que se celebre Vistalegre II", ha ramachado.
Sobre si la ministra de Defensa, Maria Dolores de Cospedal, debería comparecer en pleno extraordinario en lugar de en comisión --debido a las continuas solicitudes de comparecencia de los partidos tras haberse conocido un dictamen del Consejo de Estado en el que se determina que el ministerio que dirigía Federico Trillo tuvo indicios de riesgo antes del accidente del Yak 42 y no actuó--, Garzón se ha mostrado partidario de que haya ese pleno extraordinario.
"Somos partidarios de que se reúna la Diputación Permanente y de que hay pleno extraordinario porque la actividad parlamentaria debe adecuarse a la necesidad política", ha argumentado. Sin embargo, ha destacado que más a allá de que se celebre en un sitio u otro, lo importante es "que se celebre".