Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

García Molina (Podemos) presenta su dimisión como diputado en las Cortes de C-LM ante su entrada en el Ejecutivo

Su sustituta será María Díaz, que previsiblemente tomará posesión como parlamentaria el jueves 10, antes del pleno previsto
El secretario regional de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina, ha presentado este viernes su dimisión como diputado en las Cortes regionales, donde ejercía también como vicepresidente primero de la Mesa desde el 18 de junio de 2015, ante su próxima entrada en el Ejecutivo de Emiliano García-Page, donde previsiblemente ocupará una vicepresidencia.
Según recoge Europa Press de un vídeo colgado en su perfil de Facebook, que también se puede ver en el perfil de Podemos Castilla-La Mancha en esa misma red social, García Molina adelanta que su sustituta en el Parlamento será la actual secretaria de Organización de la formación morada, María Díaz, a la que desea "mucha suerte en esta nueva andadura".
"Se abre una nueva etapa en Podemos Castilla-La Mancha", continúa el responsable de Podemos en la región, que recuerda que, como habían dicho en sus documentos y consultas, ahora "tocaba madurar sin envejecer" y detalla que el momento en el que están preparados para gobernar "ha llegado".
A su juicio, "es el tiempo en el que nos va a tocar demostrar que, en la medida de nuestras capacidades, fuerza y responsabilidades que vamos a asumir, podemos hacer las cosas bien, incluso mejor de lo que se ha hecho hasta ahora, y ese va a ser nuestro empeño, que las cosas se pueden hacer de otra manera para que Castilla-La Mancha y la gente de esta región viva un poco mejor, que vayamos dando cambios para esa región que todos queremos y que todos esperamos".
García Molina finaliza su declaración asegurando que en esta nueva etapa que ahora se abre están "muy ilusionados", tienen una "gran responsabilidad" y están "convencidos" de que con la "capacidad, determinación y la responsabilidad" que van a asumir serán "capaces de hacer las cosas un poquito mejor".
REUNIÓN DE LA MESA
Fuentes de Podemos Castilla-La Mancha han confirmado a Europa Press esta información y han detallado que la dimisión de García Molina será uno de los asuntos que aborde la Mesa de las Cortes en la reunión que tiene prevista el próximo lunes, 7 de agosto.
Concretamente, han detallado fuentes del Parlamento a Europa Press, la Mesa tomará conocimiento de la renuncia de García Molina y reclamará a la Junta Electoras las credenciales del siguiente diputado electo, en este caso María Díaz. Una vez que se reciba esa documentación en el parlamento se fijará la fecha de toma de posesión que, según las mismas fuentes, será previsiblemente antes del comienzo del pleno de las Cortes del próximo jueves, día 10.
José García Molina deja el Parlamento para entrar en el Gobierno de Emiliano García-Page, donde la formación va a ocupar dos sillones, según apoyaron las bases, durante la consulta ciudadana a la militancia para apoyar los presupuestos de Castilla-La Mancha y entrar en el Ejecutivo.
Esta será la primera vez que Podemos se sienta en un Gobierno a nivel autonómico, un extremo que la dirección estatal del partido se ha apresurado a calificar como "un ensayo" ante futuros acuerdos a otros niveles.
El ofrecimiento de García-Page a Podemos pasaba por una Consejería que se encargase de gestionar el Plan de Garantías Ciudadanas ideado por Podemos y amparado en los presupuestos que entrarán en vigor próximamente, una estrategia dotada con cerca de 120 millones de euros para intentar garantizar rentas, suministros y vivienda a quienes más lo necesiten.
Aunque todo apuntaba a que sería la 'número dos' del partido en la región, María Díaz, quien podría asumir esta competencia --ha estado presente en la ronda de negociaciones en la que cristalizó el acuerdo--, ahora queda en el aire qué miembro de la formación morada acompañará a García Molina, llamado a ocupar una Vicepresidencia, en el Consejo de Gobierno.
Como vicepresidente del Gobierno autonómico, el responsable de Podemos no podría participar en los debates parlamentarios como diputado regional, dejando todo el peso a su compañero de bancada pero rival en lo orgánico David Llorente, por lo que la alternativa pasaba por dejar el escaño del Parlamento.