Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy pone rumbo al G-20 pendiente de las elecciones en Grecia

G20cuatro.com

Podría participar en una reunión en grupo con Obama, Merkel, Hollande y Monti

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pondrá esta tarde rumbo a Los Cabos (México) para participar en su primera cumbre del G-20, el foro que reúne a las principales economías con los países emergentes y que en esta ocasión lo hará pendiente de las elecciones en Grecia y su impacto en la eurozona.
Rajoy conocerá los resultados de los comicios en Grecia, pero también los de la segunda vuelta de las legislativas francesas y de las presidenciales en Egipto, en el mismo avión, junto a su mujer, Elvira Fernández, quien por primera vez le acompañará en un viaje al extranjero.
El lunes por la mañana, antes de que arranque formalmente el G-20, Rajoy podría participar en un encuentro en grupo con el presidente de EEUU, Barack Obama, y el resto de líderes de los países del euro que participan en la cumbre (Alemania, Francia e Italia), más el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, y a los que se podría unir en algún momento el primer ministro británico, David Cameron.
Esta reunión, que aún no ha sido confirmada formalmente, les permitiría analizar los resultados de las elecciones en Grecia y los pasos próximos a dar para hacer frente a la crisis de las deudas soberanas en la eurozona, que preocupa especialmente al presidente Obama por los efectos de contagio en su economía y, por tanto, por su impacto en la carrera a la reelección.
Fuentes del Gobierno español niegan que el encuentro entre Obama con los líderes europeos busque presionar a Alemania y vencer sus reticencias ante ciertas propuestas que sus socios comunitarios han puesto sobre la mesa para garantizar la sostenibilidad de la deuda e impulsar el crecimiento en la UE.
Rajoy también tiene intención de aprovechar la mañana para mantener encuentros bilaterales con los presidentes de China, Hu Jintao; Brasil, Dilma Rousseff y Rusia, Vladimir Putin.
Moncloa no ha confirmado si Rajoy llegará al G-20 con el informe bajo el brazo que encargó a las consultoras independientes Roland Berger y Oliver Wyman sobre las necesidades de capitalización de la banca española, a pesar de que la presidencia mexicana del G-20 ha dicho públicamente que espera que España aproveche la cumbre para dar más detalles sobre cómo usará el rescate ofrecido por Europa para recapitalizar su sistema financiero.
Desde el Gobierno insisten en que Rajoy, en los encuentros que mantenga con los líderes internacionales para hablar de la crisis en la eurozona, incidirá en las propuestas que ha planteado en una carta enviada ayer a Van Rompuy y al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.
El BCE tiene que comprar deuda
En esa misiva, Rajoy propone diseñar ya un plan, un calendario y unas condiciones para conseguir la unión fiscal y bancaria europea, y defiende la intervención del Banco Central Europeo (BCE) para estabilizar los mercados financieros y para reducir las primas de riesgo.
Al margen de los contactos y debates que Rajoy mantenga sobre la crisis del euro, el Gobierno español tiene especial interés en el debate que se suscitará dentro del programa de la cumbre del G-20 sobre la necesidad de que sus países miembros protejan las inversiones y huyan del proteccionismo.
Argentina recibirá una llamada de atención por su falta de respeto al principio de la seguridad jurídica para las empresas, aseguran a Europa Press fuentes diplomáticas europeas, mientras Moncloa señala que no está previsto ningún contacto entre Rajoy y Fernández de Kirchner.
Desde Los Cabos Rajoy viajará el martes a Río de Janeiro para participar en la cumbre de desarrollo sostenible Río+20. A pesar de que son pocos los líderes europeos que asistirán a la cita, el presidente del Gobierno español quiere estar presente como gesto de deferencia hacia Brasil, organizador de la reunión y país con el que España quiere recuperar "el tiempo perdido", según fuentes diplomáticas.
Rajoy quiere aprovechar su presencia en Río de Janeiro para celebrar un encuentro bilateral con el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y el jueves se desplazaría a Sao Paulo para entrevistarse con el alcalde de la megalópolis, Gilberto Kassab. Rajoy participará en un encuentro empresarial en la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo.
Solo el Producto Interior Bruto (PIB) de esta megalópolis es equivalente al de todo Chile. Rajoy también se verá con el gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin. El presidente del Gobierno estará de regreso en Madrid el día 22, pero no presidirá la reunión del Consejo de Ministros pues ese mismo viernes viaja a Roma para participar en una cumbre con los líderes de Italia, Francia y Alemania.