Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Frío saludo entre Mas y Rajoy en Barcelona

Los presidentes del Gobierno y de la Generalitat, Mariano Rajoy y Artur Mas, se han dado un frío saludo al encontrarse en el I Foro Económico del Mediterráneo occidental, en el Palau de Pedralbes de Barcelona. Rajoy ha advertido en su discurso de que "en el siglo XXI es imposible sobrevivir al margen de una sociedad internacional cada vez más interdependiente", y ha defendido que lo moderno es la unión y no la disgregación.

Se han dado la mano con semblante serio, han hablado unos segundos y han entrado a los jardines del recinto para hacerse una foto con todos los asistentes antes de entrar para la inauguración del Foro, que abre Rajoy con un discurso y que finalmente no tiene palabras de bienvenida de Mas, lo que ha provocado el segundo desacuerdo protocolario en pocos días entre Estado y Generalitat.
Mas ha salido a recibirle a un acceso lateral del Palau de Pedralbes junto al alcalde de Barcelona, Xavier Trias, y al secretario general de la UpM, Fathallah Sijilmassi, mientras que Rajoy ha llegado acompañado de su jefe de Gabinete, Jorge Moragas, y el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo.
Mas con Margallo
Durante la foto de familia, en la que Mas se ha situado entre Rajoy y Margallo, han seguido los rostros serios mientras ambos presidentes intercambiaban algunas impresiones; el tono ha mudado cuando el presidente de la Generalitat se ha dirigido al ministro de Exteriores, ya han sonreído y han hablado distendidos.
El presidente catalán ha llegado al Palau a las 9.30 aproximadamente, y desde entonces han ido entrando el resto de autoridades, hasta la llegada de Rajoy.
Después de recibir a Rajoy, se ha dirigido al Parlament para asistir al pleno previsto, y que empieza precisamente con la sesión de control al Govern.
El discurso de Rajoy
El presidente del Gobierno ha advertido de que "en el siglo XXI es imposible sobrevivir al margen de una sociedad internacional cada vez más interdependiente", y ha defendido que lo moderno es la unión y no la disgregación.
En su discurso de inauguración ha subrayado que "la mejor vía para alcanzar la prosperidad y el bienestar es el entendimiento y el comercio abierto". "Si algo nos enseña la Historia es que estamos mejor en el encuentro que en el desencuentro, en la cercanía que en el alejamiento, en la cooperación que en los esfuerzos aislados", ha afirmado.