Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El único consejero que no usó las 'black' dice que nunca las utilizaría sin justificar

Francisco Verdú a su llegada a la Audiencia NacionalEFE

El exconsejero delegado de Bankia Francisco Verdú, número dos de la entidad, aseguró ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que no utilizó la 'tarjeta black' que le entregó "personalmente" el ex presidente Rodrigo Rato porque no figuraba en su contrato y por "oficio bancario" ya que en otros bancos se justificaban incluso las cestas de navidad que costaban por entonces "15.000 pesetas". "No uso y no usaré nunca una que tenga gastos sin justificar", dijo.

Así consta en la grabación de la declaración de Verdú, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la que el fiscal Anticorrupción, Alejandro Luzón, le pregunta por qué no utilizó la tarjeta que le entregó Bankia el 17 de febrero de 2012 y que también estaba a disposición de Rato, José Manuel Fernández Norniella y los entonces directores generales Ildefonso Sánchez Barcoj y Matías Amat.
Verdú, que declaró como testigo en la pieza separada del 'caso Bankia' en la que se investigan las visas opacas de Caja Madrid y Bankia, rememoró que aquel día "el presidente don Rodrigo Rato" le entregó un sobre con el contrato de adquisición del plástico y le dijo que tenía un límite de 75.000 euros para "poder gastar en gastos sin justificación".
"Yo no la uso y obviamente ni lo abro", continuó el compareciente, para recordar que se encontraba en vigor un real decreto que obligaba a reducir a un máximo de 600.000 las retribuciones para los directivos de las filiales de las entidades que habían recibido ayudas públicas, una cantidad que suponía una "cuarta" parte de lo que había negociado y de lo que "ganaba antes". "No me incorporé al Consejo por temas económicos", precisó, sobre su llegada a Bankia.
"Según mi ética, e tendría que haber reducido entonces mi sueldo"
"Según mi ética y mi manera de ver las cosas, hubiese tenido que tener menos salario para al final tener menos de 600.000 euros, que es el salario que marca la ley", destacó Verdú, para enfatizar que principalmente no utilizó la tarjeta porque no estaba incluida en los conceptos retributivos de su contrato y, en segundo lugar, por "oficio bancario".
En este sentido, señaló que ha sido un directivo "importante" en entidades como BBVA o Banca March y sabe que no puede "usar una tarjeta sin gastos sin justificación". "Unos bancos en los que se detallaba hasta la cesta de navidad, que costaba 90 euros o 15.000 pesetas, y se declaraba como pago en especie con retención", puso como ejemplo.
Verdú añadió que disponía de una tarjeta para gastos de representación inherentes al cargo --en la que "obviamente presentaba facturas de mis comidas, aviones, trenes"-- y de otra propia para sus compras personales, "como todo el mundo".
Puso también de relieve que el visado que aparece en el contrato sobre su tarjeta no era suyo y que recuerda "naturalmente" cómo expuso a Rato que "de ningún modo" la iba a utilizar porque le "parecía que era una mala praxis". "No ésta no es mi firma. En absoluto, no firmé ningún documento de la tarjeta que supongo que contenía el contrato y me acabo de enterar ahora que ponía que el límite era de 68.000 euros", concluyó.