Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Granados llamó a De Guindos meses antes de ser detenido para interesarse por AENA

El juez niega la libertad a GranadosEFE

El exsecretario general del Partido Popular (PP) de Madrid y presunto cerebro de la trama de corrupción Púnica, Francisco Granados, llamó al ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, tres meses antes de ser detenido para interesarse por la privatización del organismo público Aeropuertos y Navegación Aérea (AENA).

Así consta en unas intervenciones telefónicas contenidas en el sumario del 'caso Púnica', al que ha tenido acceso Europa Press, en las que se detalla que el 8 de julio de 2014 Granados, que entonces trabajaba en el banco Société Générale, se puso en contacto con De Guindos para preguntarle "quién llevaba en su ministerio lo de la privatización de AENA".
El ministro, según el acta levantada por la Guardia Civil, le responde que acaba de llegar de Bruselas y le remite al secretario de Estado del Tesoro, Íñigo Fernández de Mesa, hermano del director general de la Guardia Civil. Según la transcripción, De Guindos dice a Granados que le llame y que él le avisará de que han hablado de este asunto.
INTERÉS DEL BANCO DE GRANADOS
En una conversación de ese mismo día con Victoria Cristóbal, exconcejal del PP en Majadahonda, Granados comenta que es Donato --en referencia a Donato González, presidente de Société Générale y su jefe en ese momento-- quien "está interesado en la privatización de AENA y que ha llamado a Luis para que le de el teléfono del director general del Tesoro".
Al día siguiente el exdirigente 'popular' habla con una mujer, que parece ser su secretaria, y le comenta que De Guindos le ha dicho que "llame de su parte". A continación le reclama que obtenga "el teléfono de la secretaria de este tío", en referencia a Fernández de Mesa, y "le pida una cita con él".
Las gestiones de Granados con De Guindos se produjeron cinco meses después de que el político de Valdemoro dimitiera como senador y como diputado en la Asamblea de Madrid tras conocerse que tenía una cuenta en Suiza.