Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Granados reconoce que Aguirre le ha hecho "un favor"

El ex secretario del PP de Madrid dice que no estaba "cómodo" desde hace tiempo

El exsecretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, ha reconocido que la presidenta autonómica, Esperanza Aguirre, "en el fondo" le ha hecho "un favor" porque llevaba "tiempo" que no estaba "cómodo" en la organización regional. Además, Granados ha asegurado que "no hay sintonía" con el vicepresidente y portavoz del Gobierno regional, Ignacio González, que ahora ocupa su cargo y que, "precisamente", no es por su "culpa".
En una entrevista con Onda Cero, el diputado 'popular', preguntado sobre si el cese de su cargo puede deberse a que no haya buena relación con el 'número dos' del Gobierno madrileño, ha señalado que no lo sabe pero ha reconocido que él no ha "fomentado ese enfrentamiento" y que al menos "todos los periodistas" saben que "no hay sintonía" entre ellos.
Sobre que otra de las razones haya podido ser su posible acercamiento en las últimas semanas al presidente de partido, Mariano Rajoy, Granados ha dicho que él es del PP y "sea quien sea candidato" su "obligación es darlo todo". "Y eso es lo que hecho, darlo todo en la pista, dar cuantos más mítines mejor y quiero pensar que ese no sea el motivo", ha añadido.
En este sentido, ha indicado que ha intentado dar a su familia una explicación concreta pero que no ha sabido. Por eso, ha insistido en la que dio ayer a sus compañeros a los que, a su juicio, les hicieron pasar "por el bochorno de tener que votar por una cosa" que "no les hacía mucha gracia" pero la presidenta "ha tomado una decisión y lógicamente" la tiene "que respetar".
No obstante, ha señalado que en el "fondo" de alguna manera la presidenta le ha "hecho un favor" porque "llevaba tiempo en el que "no estaba cómodo" en la organización regional y "no había tomado la decisión". "A veces es bueno que (a uno) le empujen cuando no ha sido capaz de decidir por sí solo", ha considerado.
Por eso, ha insistido en la idea de que se siente "agradecido" porque la presidenta le ha "ayudado" a una decisión que no había tomado hasta ahora. Asimismo, Granados ha añadido que lo que ha hecho durante este tiempo ha sido "desde el primer día matarse a trabajar".
Aunque ayer negó que el cese fuera por falta de confianza, este jueves sí que ha reconocido que la presidenta madrileña le dijo que "había perdido la confianza" y que "en este momento nuevo que se abría necesitaba en el partido alguien de su absoluta confianza".