Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Forcadell reivindica mantener la llama de la libertad ante las "prohibiciones" del Estado

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha reivindicado este viernes mantener la "llama de la libertad" ante lo que considera las prohibiciones del Estado al independentismo.
Lo ha dicho en el acto de recepción de la Flama del Canigó en el Parlament, en el que ha destacado que esta llama representa la lengua catalana, la historia y la libertad de Cataluña, y ha reclamado "levantarse ante la oscuridad de la represión" del Estado.
Ha recordado que hace 37 años que la llama procedente del Canigó llega al Parlament por Sant Joan, lo que considera que significa "el calor del pueblo, que ha querido mantener las tradiciones, la llama y la lengua".
También ha intervenido el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, que ha asegurado que se dejarán "la piel para que el 1-O los catalanes puedan expresar su voluntad en las urnas y para que el resultado sea vinculante", y está convencido de que, si gana el 'sí', el Govern y el Parlament declararán la independencia.
Ha resaltado que en los próximos meses habrá "una mala noticia para todos los que han intentado hacer desaparecer la nación catalana" y ha afirmado que no lo han conseguido.
Además, ha sostenido que Òmnium seguirá defendiendo el derecho a la autodeterminación de Cataluña, "pese a un Estado impropio", y ha calificado la situación actual como uno de los momentos más trepidantes de la historia.
La Flama del Canigó simboliza la llama que enciende todas las hogueras de Sant Joan y desde el 1980 es tradición que el Parlament la reciba con un acto institucional.