Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Forcadell cree que la juzgarán y pide a los miembros de la Mesa que declaren con "libertad"

Descarta que el Parlament convoque el referéndum y no quiere un 9N: "Esta vez tiene que ser vinculante"
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha asegurado este lunes que cree que abrirán juicio contra ella y ha pedido a los miembros de la Mesa de C's, PSC y SíQueEsPot de la Mesa que declaren con "total libertad y digan lo que creen que pasó" ante el TSJC en el proceso abierto por haber permitido el debate y votación de las conclusiones del proceso constituyente pese al TC.
En una entrevista en TV3 recogida por Europa Press, se ha referido así a la declaración como testigos que José María Espejo-Saavedra (C's), David Pérez (PSC) y Joan Josep Nuet (SíQueEsPot) realizarán este mismo lunes ante el tribunal, dado que son los que expresaron en su momento los inconvenientes que podía tener dicha votación.
También ha recibido con prudencia la notificación que el TC entregará el martes a los representantes de JxSí y SíQueEsPot, avisando de que se ha iniciado un incidente de ejecución contra ellos por la votación de la resolución que insta al Govern a convocar el referéndum, lo que ha admitido que podría conllevar que tuviera que volver a declarar.
INHABILITACIÓN
Tras su declaración del viernes, cree que se le abrirá un juicio oral pese a apuntar que "dependerá mucho de cómo vayan las circunstancias y el proceso político", aunque ha insistido en que no contempla que la inhabiliten, tampoco a ningún miembro de la Mesa.
"Es la primera vez que se persigue penalmente el debate de las ideas", ha lamentado la presidenta del Parlament, que ha argumentado que solo respondió a las preguntas de su abogado porque cree que la institución no debe someterse a un interrogatorio en un procedimiento penal por cumplir, en su opinión, con la esencia del parlamentarismo.
Tras destacar que en ningún momento se planteó no ir a declarar, ha interpretado las concentraciones del viernes en su apoyo como una demostración de los catalanes en favor de las instituciones, de la libertad de expresión y para que el futuro político se decida políticamente y no judicialmente.
REFERÉNDUM
La presidenta del Parlament no ha dudado de que el referéndum se celebrará porque, ha recordado, así lo han dicho el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, pero ha dejado claro que no puede ser otro 9N: "Esta vez tiene que ser vinculante".
Además, ha considerado que la cumbre del viernes debe servir para ampliar el apoyo al referéndum, y al ser preguntada si los 'comuns' son imprescindibles para tirarlo adelante, ha asegurado que lo es cualquier espacio político.
También ha descartado que el Parlament convoque el referéndum, al constatar que es una propuesta del Govern en manos ahora del vicepresidente, Oriol Junqueras, y ha dado "poca credibilidad a la operación diálogo" del Gobierno porque considera que solo son palabras y no lo han demostrado con hechos.