Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Forcadell cree que se buscaba "una escenificación" al acudir la Guardia Civil al Parlament

Señala que ese día se votaban las conclusiones de la comisión sobre Fernández Díaz: "No creo que haya coincidencias"
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha asegurado este viernes que, al acudir la Guardia Civil al Parlament para requerir por orden judicial información sobre el diputado Germà Gordó sobre el caso 3%, se buscaba "una escenificación" ya que era una mañana de mucha actividad parlamentaria y presencia de medios de comunicación.
En una entrevista de Europa Press, Forcadell ha apuntado a que este jueves se votaban las conclusiones de la comisión en el Congreso de los Diputados sobre la gestión del exministro de Interior Jorge Fernández Díaz: "No creo que haya coincidencias".
"No somos ingenuos, pero nosotros también tenemos claro que siempre hemos defendido corrupción cero", ha indicado Forcadell, que ha asegurado que la actuación de los agentes se limitó a pedir el correo electrónico de Gordó.
Ha explicado que antes de acceder a dependencias parlamentarias se identificó a los guardias, se les hizo dejar las armas, se les llevó a una sala cerca de la entrada, y les atendió la jefa de informática: "No accedieron a ningún despacho ni sala, ni registraron nada" y en todo momento estuvieron acompañados de personal del Parlament.
Ha indicado que el Parlament siempre colaborará con la Justicia pero ha querido dejar claro que hicieron "exactamente lo mismo que hizo el Govern", ya que los agentes solo estuvieron en una sala y se les facilitó la información, sin que irrumpieran en diferentes espacios de la cámara.
Ha opinado que el caso 3% no afectará al proceso soberanista ya que "la gente tiene claro que una cosa no tiene que ver con la otra", ha certificado su mano dura contra la corrupción y sobre si le incomoda tener a un diputado investigado por corrupción, ha admitido que no es fácil, en sus palabras.
Sobre si teme por su persona, tras ser objeto de investigación judicial, ha asegurado que no y que los ciudadanos la escogieron el 27-S con un programa determinado, defendiendo que su trabajo como presidenta del Parlament debe ser favorecer el debate y que en el Parlament se pueda hablar de todo: "No haremos nunca de órgano censor".
"Si se piensan que con multas o inhabilitaciones pararán la voluntad de los ciudadanos están muy equivocados", ha considerado.
Al preguntársele por la fecha de aprobación de las leyes del referéndum o llamadas de 'desconexión' en septiembre, ha indicado que depende de los grupos, y sobre la posibilidad de que el Estado convoque elecciones autonómicas anticipadas, lo ha considerado "un ataque democrático gravísimo".
Forcadell ha indicado que el artículo del letrado mayor del Parlament, Antoni Bayona, poniendo en duda la viabilidad de la vía unilateral en el proceso soberanista, es una opinión "muy respetable pero es su opinión política", y ha recordado que todos los informes de los letrados avalan todo lo que ha hecho la Mesa y el Parlament.