Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Forcadell convoca el pleno de la cuestión de confianza

Puigdemont intervendrá el miércoles 28 a partir de las 16 horas y se votará el jueves 29
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha convocado formalmente este jueves el debate sobre la cuestión de confianza a la que se someterá el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha informado la Cámara catalana en un comunicado.
El pleno empezará el miércoles 28 de septiembre a las 16 horas con la intervención del presidente catalán, y seguirá a partir de las 9 horas del jueves 29 con la intervenciones de los grupos y las réplicas del presidente; ese mismo jueves, cuando finalice el debate, se hará la votación.
Puigdemont tiene garantizado superar el debate, ya que la CUP ya anticipó su 'sí' al presidente a catalán, y la atención se centrará en las pistas que pueda dar el jefe del Ejecutivo sobre cómo tiene previsto culminar el proceso de independencia que defiende.
Ya anunció que en este debate lanzaría una propuesta de referéndum pactado al Gobierno central, y ante el más que previsible 'no', la clave estará en si Puigdemont aclara en qué formato piensa consultar a los catalanes para que decidan sobre la secesión.
Por ahora el presidente fija como mecanismo de votación celebrar una elecciones autonómicas en otoño de 2017 a modo de "constituyentes", pero su socio parlamentario, la CUP, le exige que el mecanismo elegido sea la celebración de un referéndum unilateral de independencia (Rui).
Es la primera vez en su historia que el Parlament celebra una cuestión de confianza, que Puigdemont decidió convocar en junio cuando la CUP y el resto de la oposición le tumbaron la admisión a trámite de los Presupuestos de 2016, un rechazo que también era inédito en la historia parlamentaria catalana.
SI NO LA SUPERA
En el caso de que no superara la moción --la CUP tendría que reconsiderar su apoyo actual--, Puigdemont cesaría inmediatamente en el cargo y el Parlament debería abrir una ronda de consultas para buscarle un sustituto, algo que difícilmente sería posible y que, con toda seguridad, acabaría desembocando en unas elecciones anticipadas.
Del resto de grupos de las Cámara, PSC, PP y C's ya han anunciado que darán un 'no' al presidente al no compartir su hoja soberanista, mientras que SíQueEsPot definirá su posición durante el mismo debate, ya que primero quiere "escuchar" al presidente, explicó Lluís Rabell este miércoles.