Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía y la acusación particular recurren ante la Audiencia de Alicante la sentencia de los '7 del AVE'

El Ministerio Fiscal y la acusación particular han recurrido en apelación ante la Audiencia de Alicante contra la sentencia que condenaba a cuatro de los '7 del AVE' a una multa de 540 euros por lesiones y absolvía al resto de los acusados.
Así lo han informado a Europa Press este jueves uno de los abogados de los procesados, Andreu García, quien ha adelantado que van a impugnar estos recursos.
El letrado ha explicado que, aunque aún no le han dado traslado de los escritos y no conoce los argumentos que esgrimen, van a adoptar esta decisión porque quieren mantener "una sentencia que es ajustada a derecho y está bien probada y bien razonada".
La sentencia, dictada el pasado mayo por el juzgado de lo Penal número 2 de Alicante, condenaba a una multa de 540 euros por un delito de lesiones a cuatro de los acusados por los sucesos ocurridos durante la manifestación en Alicante en junio de 2013 contra la corrupción y la inauguración de la línea de Alta Velocidad --a la que acudió el entonces príncipe Felipe y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, entre otras autoridades--. Una pena impuesta que tenía en cuenta las atenuantes de reparación del daño y dilaciones indebidas.
Además, la sentencia les absolvía del resto de delitos que se les imputaban y también absolvía de todos los delitos a los otros tres acusados de los conocidos como '7 del AVE'.
El juicio se celebró los pasados 10 y 11 de mayo y a los procesados, entre los que se encontraba un dirigente del sindicato CCOO, se les imputaban varios delitos de desórdenes públicos, atentado, daños y lesiones; se les acusaba de bloquear con piedras la salida del aparcamiento de la estación de Renfe y de apedrear a los agentes.
La resolución consideraba probado que durante la concentración, que "discurrió en general de manera pacífica", un inspector del Cuerpo Nacional de Policía "se aproximó por detrás a un grupo de personas que portaba una pancarta y golpeó con la defensa reglamentaria en la cabeza al menos a dos de ellas".
A consecuencia sufrió una agresión por parte de varios de los acusados y otras personas, aunque la resolución concluye que la actuación del policía, en solitario, constituyó "una extralimitación en sus funciones", lo que le hizo perder la cualidad que fundamenta su especial protección "y lo convirtió a estos efectos en mero particular". Como consecuencia, sigue la sentencia, la agresión que sufre a continuación "no puede dar lugar a los delitos de atentado".
Por otra parte, la sentencia señalaba que varias personas, entre ellas uno de los enjuiciados, empujaron "levemente" a un agente. Asimismo, recogía que otro de los procesados colocó una piedra grande en el carril de salida del aparcamiento "con la finalidad de obstruir el paso de vehículos", que fue retirada junto a otras por la Policía sin enfrentamiento.
También indicaba que dos de los acusados, entre otras personas, lanzaron piedras sin causar lesiones y que un vehículo policial sufrió daños ya indemnizados, "sin que conste el modo de producción ni su autor".
Ahora, la Audiencia tendrá que decidir sobre los recursos interpuestos contra la sentencia.