Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía pide que se archive la investigación sobre los discos duros del PP

Sede del Partido Popular,Efe

La Fiscalía de Madrid se ha opuesto a que los Juzgados de Plaza Castilla investiguen la destrucción de los discos duros de dos ordenadores utilizados por el extesorero del PP Luis Bárcenas que conserva el PP, han informado fuentes fiscales.

El fiscal entiende que no existen indicios de la comisión de delitos de daños informáticos y encubrimiento y se muestra favorable al archivo de la causa, que ha recaído en el Juzgado de Instrucción número 32, a cargo de la juez Esperanza Collazos.
El magistrado de la Audiencia Nacional Pablo Ruz se inhibió a favor de los juzgados madrileños al considerar que los hechos revestín "relevancia penal" y que podrían haberse cometido los citados delitos.
La Fiscalía Anticorrupción ya mostró su oposición a la investigación de la causa en un informe en que señalaba que no aportaría ningún resultado de interés para el avance de la causa.
El Partido Popular (PP) destruyó en abril de este año el contenido de los discos duros de los dos portátiles. El abogado del PP puso en conocimiento del Juzgado que "en fecha indeterminada, y en todo caso posterior al 21 de abril, se procedió por persona no identificada a la destrucción de los discos duros de los ordenadores que tuvo asignados Bárcenas".
El Partido Popular entregó los dos ordenadores en la sede de la Audiencia Nacional, tal y como había solicitado el juez Ruz en un auto del 16 de agosto. El magistrado adoptó esta medida al considerar que en los dispositivos portátiles podría encontrar información relevante y a raíz de la declaración de Bárcenas en la que afirmó que los archivos del 'pendrive' entregado el día de su comparecencia eran copias de documentos "primigenios" que se encontraban en los dos ordenadores que usó durante su última etapa en el partido.
La extracción de la información de los dos dispositivos, que entregó al juez el PP, se realizó a finales de agosto en presencia de las partes con el resultado de que uno de los ordenadores no tenía disco duro y el otro contenía uno que no era el original y cuyo contenido (465 gigas), se descargó.