Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía pidió actuar de urgencia para evitar la venta de propiedades de Rato

La Fiscalía de Madrid solicitó al juez de guardia de Plaza Castilla, que autorizó el registro del domicilio y el despacho del exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, que actuara también de forma urgente para evitar que vendiera sus bienes muebles, han informado fuentes jurídicas.

El Ministerio Público pidió, en concreto, al titular del Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid, en funciones de guardia, que practicara un asiento registral para que constara en el Registro de la Propiedad que las propiedades estaban sujetas a una investigación judicial.
El juez decidió no ordenar esta medida al considerar que no era urgente y que debía ser el magistrado que fuera designado instructor de la causa el responsable de acordarla. El titular del 35 sí ordenó, sin embargo, el embargo de las cuentas del exvicepresidente primero del Gobierno.
Esta medida, al igual que la congelación de sus depósitos, va dirigida a evitar que Rato pudiera practicar una enajenación de sus bienes tras los indicios que apuntan a que cometió alzamiento, además de cinco delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales.
Fiscalía de Madrid ha sido sustituída por Anticorrupción en el impulso de esta investigación por decreto de la fiscal general del Estado. Este departamento anuncio este miércoles que ha solicitado al juez sobre el que ha recaído la instrucción, Antonio Serrano-Arnal, la práctica de nuevas pruebas.
El magistrado madrileño se ha inhibido a favor de la Audiencia Nacional lo que ha generado la presentación de un recurso de la Fiscalía, que se muestra partidaria de que la causa no se acumule a la investigación sobre Bankia en manos del juez Andreu. La apelación presentada no paraliza la causa ni impide la competencia de Serrano para seguir avanzando en la investigación de diligencias que afectan a Rato.