Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aguirresarobe niega haber pertenecido a ETA y haber asesinado a Pagazaurtundua

La Fiscalía pide 48 años para Aguirresarobe por el asesinato de Pagazaurtundua

La principal prueba es el ADN encontrado en la taza de café que el autor del asesinato se tomó antes de disparar

El juicio contra el presunto etarra Gurutz Aguirresarobe por el asesinato de Joseba Pagazaurtundua en febrero de 2003 ha comenzado este lunes en la Audiencia Nacional. El acusado ha negado los hechos, ha asegurado que no tiene nada que ver con la banda terrorista ETA y que no disparó contra Pagazaurtundua. "Nunca en mi vida he tenido un arma en la mano", ha declarado. La Fiscalía solicita para él 48  años de cárcel por los delitos de integración en organización terrorista, asesinato y tenencia ilícita de armas.
Según explica el Ministerio Público en su escrito de conclusiones provisionales, Aguirresarobe se encontraba el día 8 del citado mes de febrero en el interior del bar Daytona de Andoain (Guipúzcoa,) sentado en un taburete de la barra donde pidió un café con leche -que no llegó a pagar-, y que allí esperó a Pagazaurtundua, quien acudía diariamente al citado establecimiento.
Según la Fiscalía, el sargento --hermano de la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua-- se sentaba siempre en una mesa determinada del bar, la que gozaba de mejor ángulo de visión sobre la puerta de entrada, "consecuencia de ser una persona ya señalada como posible objetivo de la organización terrorista". Se da la circunstancia de que el presunto asesino se sentó en uno de los pocos taburetes del local donde no alcanzaba el "espacio visual" de su víctima, según el mismo escrito.
Así las cosas, sobre las 9.55 de la mañana, cuando en el local sólo se encontraban unas tres personas, Aguirresarobe se aproximó a su víctima y disparó cuatro veces sobre ella, lo que causó su fallecimiento horas más tarde, tras ser trasladado el jefe de Policía al Hospital Nuestra Señora de Aranzazu.
El hecho fue reivindicado por ETA mediante un comunicado recogido en los diarios 'Gara', 'Deia' y 'el Diario Vasco' el 19 de marzo de 2003.
La Fiscalía pide que Aguirresarobe sea condenado por los delitos de integración en organización terrorista (10 años de cárcel), asesinato (30 años de cárcel más alejamiento) y tenencia ilícita de armas (8 años de prisión). Solicita igualmente que se le condene a indemnizar en 50.000 euros a la viuda y familiares directos del sargento asesinado.
En el auto de procesamiento que dictó en su día contra Aguirresarobe, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska destacaba como principal prueba contra él el hecho de que su ADN coincidiera con las muestras que dejó en la taza de café que fue hallada en el bar Daytona de Andoain, donde se produjo el crimen.
De hecho, durante la declaración ante el juez se tomaron las muestras que dejó en una botella de agua y que fueron cotejadas con las halladas en el lugar de los hechos.