Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

López Negrete niega que el rey le ofreciera dos millones por retirar la acusación a la infanta

López NegreteEFE
La Fiscalía ha solicitado al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que imponga a la abogada de Manos Limpias Virginia López Negrete la prohibición de abandonar el territorio nacional y comparecencias cada 15 días en el juzgado por su posible implicación en la red de presiones y extersiones a entidades financieras y empresas por parte del secretario general del sindicato, Miguel Bernad, y el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, según ha informado fuentes jurídicas.
La petición se ha producido después de que López Negrete haya prestado declaración como investigada ante Pedraz . El juez tomará una decisión este miércoles sobre estas medidas cautelares a las que se ha adherido la defensa de BBVA y que también han sido solicitadas por Podemos, que se presenta como acusación popular.
López Negrete, que ha declarado cerca de dos horas ante el magistrado de la Audiencia Nacional, no ha querido contestar a las preguntas de las defensas de Pineda y Bernard. Durante el interrogatorio, la abogada de Manos Limpias ha destacado que ella era una "abogada externa" contratada para dos casos y ha subrayado que no tiene ningún conocimiento de ningún ofrecimiento económico para retirar la acusación contra la Infanta Cristina en el 'caso Nóos'.
En cuanto a la grabación que publica este martes el diario 'El Mundo' sobre el presunto ofrecimiento del Rey Juan Carlos I a pagar más de dos millones de euros con el fin de retirar la acusación de su hija, a su salida del órgano judicial, ha vuelto a rechazar dar explicaciones porque, según ha dicho, no ha leído el artículo. No obstante, ha enfatizado que supone que es una coversación privada con su cliente (Bernard) y que "tiene la obligación de guardar secreto profesional".