Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferraz ve trascendental que el PSOE defina la posición política en asuntos de relevancia constitucional

El portavoz de la Gestora que dirige el PSOE, Mario Jiménez, ha celebrado este lunes el acuerdo alcanzado con el PSC y con el que dan por cerrada su crisis y, en particular, ha subrayado que es "muy trascendente" que se haya definido que corresponde al PSOE la fijación de la posición política de los socialistas "en los asuntos que tienen naturaleza o relevancia constitucional".
Así lo ha señalado el 'número dos' de la dirección socialista en una rueda de prensa en Ferraz, después de que la Ejecutiva federal haya aprobado el pacto entre ambos partidos y que este martes firmarán el presidente de la Gestora, Javier Fernández, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta.
Jiménez ha subrayado que han llegado a "un buen acuerdo" que "se sustenta en un proyecto compartido" y ha destacado que lo más importante es que fortalece la "relación de lealtad entre las dos organizaciones", aportando "transparencia y seguridad jurídica al entendimiento" entre ambos. "Es una buena noticia para la familia socialista en España, para Cataluña y para los españoles", ha defendido.
Es más, según ha dicho, el documento que han sellado "va a ayudar a resolver los problemas que están planteados en estos momentos entre Cataluña y España y va a ayudar también a que el proyecto del PSOE en el conjunto del Estado sea más fuerte".
UNA COMISIÓN PERMANENTE
En el pacto que se ha cerrado después de tres meses de negociaciones, PSOE y PSC establecen las bases políticas de su relación y su relación orgánica y se crea una comisión de coordinación política que, a partir de ahora, evaluará las cuestiones recogidas en el acuerdo cuando haya "falta de entendimiento o necesidad de aclaración".
Para el PSOE, según ha dicho Jiménez, lo más importante es la coincidencia en el proyecto político, la definición de los ámbitos de decisiones y los procesos para la toma de esas decisiones en lo que se refiere también a las candidaturas, los pactos y las alianzas.
De esta manera, los socialistas tratan de evitar que se vuelva a producir la situación del pasado otoño, cuando el Consell Nacional del PSC desoyó la decisión que había tomado el Comité Federal del PSOE sobre la investidura de Mariano Rajoy y los diputados socialistas catalanes rompieron la disciplina de voto.
"Para el PSOE era muy importante, desde el respeto a los principios de unidad en el proyecto, de reconocimiento y respeto a la autonomía de ambas organizaciones, desde una apuesta por la confianza y la lealtad recíproca y desde la apuesta también por un principio de equilibrio en las relaciones políticas y organizativas, definir con claridad las bases políticas de ese entendimiento", ha defendido Jiménez.
De esta manera, y en la actualización del protocolo que regía sus relaciones desde 1978, se ha definido con claridad a quién le corresponde cada cuestión, un asunto "muy importante" a ojos de Ferraz.
Ahora, en el acuerdo se ha fijado claramente que "corresponde al PSOE la definición de la posición política de los socialistas en los asuntos de naturaleza o relevancia constitucional, así como en aquellos cuya aplicación excede del ámbito territorial de Cataluña". A juicio del PSOE, esta definición "parte de un proceso de concepción federal" de su ideario.
En materia de pactos, el acuerdo marca también "muy claramente que le corresponde al Comité Federal del PSOE" y, además, le reconoce también "como único ámbito de decisión en relación con la investidura del presidente del Gobierno de España.
Además, y por lo que se refiere a los procesos congresuales, finalmente se ha decidido incorporar de manera automática a todos los militantes del PSC que cumplan "los mismos requisitos" que se establecen para los afiliados del PSOE.
Es decir, que los militantes socialistas catalanes que estén al corriente de sus pagos se incluirán en el censo que manejará Ferraz para las primarias y el cálculo de delegados y quienes no deseen formar parte de este proceso, deberán comunicarlo.
Este es el acuerdo al que han llegado tras valorar distintas opciones. Después de poner encima de la mesa la posibilidad de dejar fuera a los militantes del PSC de las primarias para elegir al secretario general del PSOE, se habló de permitirles votar si se apuntaban a un censo creado para tal efecto.
Al final, se ha optado por crear por censo a la inversa: se dejará fuera a los que "manifiesten su voluntad" de no ser incluidos en ese listado.