Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Malestar en Ferraz por la reunión de Zapatero con Iglesias

La reunión entre el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha generado malestar en la dirección del PSOE, donde se cree que el encuentro --que ha salido a la luz este miércoles-- no favorece a los intereses electorales de los socialistas.

Fuentes de la Ejecutiva de Pedro Sánchez consultadas por Europa Press han cuestionado la conveniencia de que el exjefe del Ejecutivo se viera con Iglesias, con quien el propio secretario general no ha tenido más contacto directo que un cruce de 'whatsapp'.
Después de que el 'Huffington Post' desvelara la cena que compartieron Zapatero e Iglesias, junto al exministro José Bono y el dirigente de Podemos Iñigo Errejón, el propio expresidente lo ha confirmado y ha explicado que después se lo comentó a Sánchez.
SÁNCHEZ NO QUIERE "CONTRIBUIR A NINGÚN RUIDO"
El líder de los socialistas no ha querido comentar este asunto en el Congreso de los Diputados, donde ha despachado con un "No voy a contribuir a ningún ruido" las preguntas sobre esta reunión. Y ha dado la misma respuesta a las cuestiones sobre las intenciones de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.
Sin embargo, fuentes de la dirección han apuntado que la reunión no beneficia a quienes se van a medir con Podemos en las próximas elecciones de mayo. Uno de estos candidatos autonómicos, consultado por Europa Press, ha reconocido que esta reunión le "hace mucho daño".
Otro cabeza de lista, el valenciano Ximo Puig, ha quitado "importancia" a la reunión y ha recalcado que el exdirigente socialista "tiene derecho a reunirse con quien estime oportuno". Así lo han hecho también en público dirigentes del partido, como el portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, que ha comentado que se trató de una cita "personal" que "no tiene la menor importancia".
ZAPATERO "SE RETRATA"
En cualquier caso, algunas fuentes de Ferraz apuntan que quien "se retrata" con esta reunión, es el expresidente del Gobierno y no el secretario general, en cuya estrategia, afirman, no tiene ninguna consecuencia.
Este encuentro ha salido a la luz después de que el PSOE haya recrudecido sus ataques contra la formación que lidera Pablo Iglesias. Desde el pasado fin de semana, Sánchez centra sus dardos en denunciar la "mentira política" en la que, en su opinión, se ha instalado Podemos.
Así, el líder de los socialistas ha pasado de denunciar el "populismo" de este partido --cuyo nombre evitaba verbalizar en un primer momento-- a atribuirles una misma "patología" que al PP: la mentira "sistemática".