Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La infanta Cristina se aferra a sus derechos dinásticos tras perder el ducado de Palma

La declaración de la infanta Cristina por el 'Caso Nóos', en imágenesInformativos Telecinco

La decicisión de Felipe VI de revocar la concesión del título de Duquesa de Palma a la infanta Cristina, ha sido interpretada como un paso más en la estrategia de la Casa Real para que la hermana menor del rey renuncie a sus derechos dinásticos tras su imputación en el caso Nóos junto a su marido, Iñaki Urdangarin. La decisión solo puede tomarla ella a diferencia de la renuncia al título nobiliario una iniciativa esta última en la que no está claro de quién partió la decisión inicial, si del rey o de la infanta Cristina.

La casa Real y la infanta Cristina han polemizado en las últimas horas sobre de quién partió la iniciativa de la renuncia al título que ostentaba la hija menor del rey emérito Juan Carlos I. Porque según esta, fue ella la que renunció hace unos días al Ducado de Palma en una carta dirigida al Rey Felipe VI, según ha explicado su abogado Miquel Roca este viernes en una atención a los medios a las puertas de su despacho.

La hermana menor de Felipe VI justifica su decisión para evitar "cualquier polémica que por razón de ello pudiera plantearse en la Ciudad de Palma", en una carta de su puño y letra de cuatro carillas con el sello del Ducado de Palma y datada el 1 de junio en Ginebra.

Doña Cristina asegura que ha vivido "con enorme disgusto e incomodidad" las iniciativas que ponían en cuestión la continuidad del título de Duquesa de Palma, después de las acusaciones del sindicato Manos Limpias --acusación popular en el caso Nóos en el que está imputada-- y que califica de infundadas.

Aunque en un primer momento no hizo caso de estas iniciativas porque podrían interpretarse "como un desdén a la Ciudad", que asegura querer y estimar, la Infanta ahora ha llegado a la conclusión contraria, aludiendo explícitamente a esta entidad.

"Quiero alejarme de cualquier debate que del uso del título por mi parte pudiera trasladarse a la sociedad mallorquina", reitera la hermana menor del Rey, que recuerda que el título se lo concedió a ella y a su marido, Iñaki Urdangarin, su padre y entonces Rey, Juan Carlos I, cuando se casaron.

La Infanta asegura que este título le llenó de satisfacción, que lo sirvió con "máxima fidelidad y cariño" y ha insistido en que todavía ahora representa para el matrimonio una referencia importante.

Decreto de Revocación

La Casa del Rey anunció la noche de este jueves en un comunicado que Su Majestad revoca el uso del título de Duquesa de Palma de Mallorca de Su Alteza Real la Infanta Doña Cristina, y ha puntualizado este viernes que la carta en la que ésta renunciaba al título de Duquesa de Palma se recibió después de que el Rey le comunicase su decisión de retirárselo.

Se trata de una decisión que compete en exclusiva al monarca, a diferencia de una hipotética renuncia de la Infanta a sus derechos dinásticos, movimiento que solo puede venir de ella, aunque se trate de un gesto que le ha pedido hasta su padre, el Rey Juan Carlos, a través de intermediarios, según desvelaba hace meses el periodista Fernando Ónega en su libro 'Juan Carlos I, el hombre que pudo reinar'. Hasta la fecha, la Infanta Cristina no ha dado muestras de estar dispuesta a dar ese paso.

No afecta al caso

El abogado de la infanta Cristina ha asegurado que la renuncia de ninguna manera afecta al caso ya que "la Administración de Justicia no opera en función de títulos".

Ha aseverado que la Infanta le consultó si dicha renuncia podía perjudicarla en la instrucción judicial, pero Roca le indicó que "no tiene trascendencia" ni consecuencias procesales.

Doña Cristina está imputada por dos presuntos delitos fiscales en el caso Nóos junto a su marido, Iñaki Urdangarin.

La retirada del título a la Infanta Cristina se produce en un momento en que el 'caso Nóos' --cuya fase de instrucción, ya cerrada, llevó tres años de investigación--, atraviesa en la actualidad una fase intermedia antes de que se inicie el juicio, pendiente de fecha.

El último movimiento ocurrido en este proceso ha sido la decisión de la Infanta Cristina de recurrir esta misma semana el auto del juez José Castro por el que el magistrado rechazaba rebajarle la fianza de 2,7 millones de euros le impuso en diciembre pasado, cuando abrió juicio oral contra ella. La Infanta Cristina solicitaba que se le rebajase a 449.500 euros esa fianza, que hasta el momento no ha depositado.