Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Felipe VI preside la Fiesta Nacional con nuevos políticos y sonadas ausencias

El Rey Felipe VI preside su tercer desfile militar con motivo de la Fiesta Nacional, en el que recorren las calles de Madrid casi 3.400 militares y guardias civiles y 48 vehículos no blindados, además de 53 aeronaves, incluidos los 'cazas' Eurofighter y los aviones que se encargaron del traslado de los afectados por el virus del ébola y por el terremoto del Nepal. La tribuna de autoridades está llena de caras nuevas como la de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que recibe a los reyes, junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los presidentes autonómicos elegidos en mayo. Las miradas también se centran en el emergente Albert Rivera. En el lado de las ausencias, los presidentes autonómicos de Cataluña, País Vasco y Navarra. Tampoco está el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

La parada de este año ha discurrido entre la Plaza de Colón y el Paseo del Prado y ha sido muy similar al del año pasado, incluido su presupuesto, algo más de 800.000 euros, aunque esto sin contar la exhibición aérea, cuyo coste no ha sido precisado al estar ya incluido en las horas de vuelo programadas, según han precisado fuentes del Ministerio de Defensa.
Lo que sí ha tenido de diferente el desfile han sido las caras nuevas de la tribuna de invitados, ya que todos los presidentes autonómicos han asistido por primera vez salvo cuatro --la andaluza Susana Díaz, el gallego Alberto Núñez Feijóo, el asturiano Javier Fernández y el castellano leonés Juan Vicente Herrera--.
La madrileña Cristina Cifuentes ya asistió el año pasado, pero lo hizo en calidad de delegada del Gobierno. Y como viene siendo habitual, los que no han estadp tampoco este año han sido los presidentes de Cataluña y País Vasco, Artur Mas e Iñigo Urkullu, respectivamente, mientras que la presidenta navarra, Uxue Barkos, no ha asistido porque estará en el Comité de las Regiones, en Bruselas. Tampoco ha estado el líder de Podemos, Pablo Iglesias , que envió una carta a la Casa Real para declinar la invitación a los actos del 12 de octubre.
Además, ha sido el primer desfile para la nueva alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, quien ha sido una de las autoridades civiles que ha recibido a los Reyes a su llegada a la plaza de Cánovas del Castillo --también conocida como plaza de Neptuno--. También hemos visto a nuevos líderes políticos, como el emergente ALbert Rivera, de Ciudadanos.
LA PRINCESA LEONOR Y LA INFANTA SOFÍA
El de este año ha sido el segundo desfile del 12 de octubre de Felipe VI como monarca, aunque ha sido el tercero que presida, ya que en 2013 lo hizo como Príncipe de Asturias en sustitución del Rey Juan Carlos, quien se encontraba convaleciente de una operación reciente.
El Rey ha estado acompañado por la Reina Doña Letizia y, al igual que el año pasado, y sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía. Quienes no han estado, sin embargo, han sido los Reyes Juan Carlos y Sofía.
Los monarcas han estado acompañados durante la parada en la tribuna principal por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy ; los presidentes del Congreso y del Senado, Jesús Posada y Pío García-Escudero, respectivamente; así como ministros y autoridades nacionales, autonómicas y locales. También asiste el comandante supremo de la OTAN en Europa, el general norteamericano Philip Breedlove.
En la parada de este año han desfilado las banderas de la Guardia Real, la Academia General Militar, la Brigada Paracaidista, la Escuela Naval Militar, la Agrupación de Infantería de Marina de Madrid, la Academia General del Aire, el Cuartel General del Ejército del Aire y la Academia de Oficiales de la Guardia Civil. Todas ellas acompañadas de la bandera la OTAN por ser España uno de los países anfitriones del ejercicio 'Trident Juncture 2015'.
Finalizado el desfile, los Reyes se han trasladado al Palacio Real para ofrecer la tradicional recepción a las más altas autoridades del Estado. El besamanos de los 2.000 invitados ha durado una media hora. En los corrillos se ha hablado mucho de las elecciones del 20 de diciembre. Todos se han mostrado convecidos de su triunfo electoral. El hombre más solicitado ha sido el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, a quien era casi imposible acercarse.
MDSPGL20151012_0002