Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Felipe VI llama a la unidad y el consenso para tener éxito en España y en Europa

El Rey Felipe VI ha hecho un llamamiento a la unidad y el consenso como fórmulas para avanzar hacia una mejor sociedad integrada en Europa. "Unidad, consenso y democracia, plasmados desde 1978 en nuestra Constitución, han sido y siguen siendo hoy las claves de nuestro éxito en y con Europa", ha subrayado en el acto que ha acogido el Palacio Real para celebrar el 30 aniversario de la firma del Tratado de Adhesión de España a las Comunidades Europeas (hoy la Unión Europea).

Los años transcurridos en este periodo, ha destacado, "se cuentan entre los mejores de la historia de España". "Hemos vivido en libertad y democracia, hemos logrado un desarrollo social y económico sin precedentes y España, recuperando su tradicional vocación universal, se ha abierto al resto del mundo", ha subrayado el monarca.
Pero el Rey también ha querido mandar un mensaje de cara al futuro, subrayando que Europa necesita un crecimiento "sostenible" que contribuya a una mayor cohesión social.
El acto de conmemoración de la entrada de España en Europa también ha servido para poner en evidencia las diferencias entre las dos principales familias políticas europeas (conservadores y socialdemócratas) respecto de las fórmulas para salir de la crisis.
Si el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy , ha destacado que España representa el mejor ejemplo de que la estrategia de combinar la solidaridad europea con la responsabilidad de cada Estado miembro funciona para dejar atrás la crisis, el exjefe del Ejecutivo Felipe González y el presidente del Parlamento Europeo, el socialdemócrata alemán Martin Schulz, han criticado la respuesta que Europa ha dado a la crisis con una excesiva apuesta por la austeridad.
El desapego ciudadano hacia Europa no lo provoca la crisis, "sino la respuesta inadecuada a la crisis", ha apuntado González.
Mientras que Schulz ha dicho comprender a aquellos europeos que "rechazan una Europa que salva a sus bancos pero no a sus jóvenes". "Yo esa Europa tampoco la quiero", ha resaltado.