Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey y Puigdemont coinciden en la cena institucional previa al Mobile World Congress

Carles Pugdemont promete su cargo sin acatar la ConstituciónInformativos Telecinco

El Rey Felipe VI y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, coincidirán por primera vez desde que el político catalán accedió al cargo en la cena previa al Mobile World Congress (MWC), que tendrá lugar este domingo en el Liceu de Barcelona con invitados de alto rango del ámbito institucional y empresarial, han informado fuentes de la organización del evento.

También asistirán a la cena el ministro de Industria, José Manuel Soria; la presidenta del Parlament, Carme Forcadell; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; el director general de GSMA -asociación mundial de la industria móvil impulsora del MWC-, Mats Granryd; el director general de Fira de Barcelona, Constantí Serrallonga, y el director general del Liceu, Roger Guasch.
Les acompañarán otros representantes institucionales, así como directivos de grandes empresas que utilizan la tecnología --como la banca-- y de las multinacionales del sector móvil y TIC que participarán en el congreso.
El Rey y el ahora presidente de la Generalitat se conocen desde hace años por las actividades de la Fundación Príncipe de Girona --que cambió de nombre a Princesa de Girona al convertirse Felipe en monarca y pasar este título a su primogénita--, como el Foro Impulsa que acoge anualmente la ciudad de Girona, de la que Puigdemont era alcalde.
Sin embargo, esta cita desde sus nuevas responsabilidades respectivas llega tras una serie de desencuentros institucionales entre Casa Real y la Generalitat, el Parlament y el Ayuntamiento de Barcelona.
Y es que el Rey no recibió en Zarzuela a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, para que le comunicara la investidura de Puigdemont, y rompió así con la tradición que estableció su padre con Catalunya, País Vasco y Galicia, las llamadas 'comunidades históricas'.
Tan solo unos días después de esta polémica, la Generalitat avanzó que Puigdemont no pediría audiencia con el Rey, como es habitual que hagan los presidentes autonómicos tras asumir el cargo.
En el caso del Ayuntamiento, en julio retiró del salón de plenos el busto de Juan Carlos I con el argumento de que ya había dejado de ser Rey, pero tampoco colocó la efigie de Felipe VI, lo que le ha valido un recurso contencioso administrativo presentado por la Delegación del Gobierno en Catalunya.
Además, Colau ha anunciado una revisión de la simbología de la ciudad, al considerar que la monarquía está "sobrerrepresentada" y que, a su juicio, no se reflejan otros símbolos de la tradición local como el republicanismo.
CUARTA CENA
Será el cuarto año que tiene lugar esta cena con representantes políticos y económicos, que en la edición de 2015 se celebró en el Palacio de Pedralbes de Barcelona con unos 140 invitados, el doble que en ocasiones anteriores, al celebrarse el X aniversario del congreso en la capital catalana.
Esta cena previa al congreso, organizada por GSMA, se instauró cuando Barcelona se convirtió en Mobile World Capital, y hasta 2014 se organizaba en el Palacete Albéniz, inmueble dedicado a alojar a la Familia Real en sus visitas a Barcelona.
El evento da el pistoletazo de salida institucional a un congreso que este año prevé volver a batir sus récords, con más de 95.000 profesionales procedentes de todo el mundo y un impacto económico de 460 millones de euros.
El MWC 2016 tendrá lugar del 22 al 25 de febrero en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona, aunque también celebrará actos paralelos en el recinto Montjuïc y por las ciudades de Barcelona y L'Hospitalet del Llobregat (Barcelona).