Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Felipe VI: "Los ciudadanos demandan con toda la razón ejemplaridad"

Felipe VI ya es rey de España. Tras recibir el fajín de Capitán General de las FFAA de manos del Rey, Don Felipe  ha jurado la Constitución y pronuncia un emotivo discurso que ha querido comenzar con un "profundo agradecimiento" a don Juan Carlos y doña Sofía. En un emotivo discurso, el primero como rey, Felipe VI ha garantizado que la corona se hará "acreedora de la autoridad moral necesaria para el ejercicio de sus funciones". Además ha reafirmado su "fe en la unidad de España, de la que la Corona es símbolo", y ha destacado que es una España "unida y diversa" en la que "cabemos todos".

El nuevo rey de España, durante su primer discurso como Rey, Felipe VI ha garantizado que la corona se hará "acreedora de la autoridad moral necesaria para el ejercicio de sus funciones".  Así, proclamó la "independencia de la Corona, su neutralidad política y su vocación integradora ante las diferentes opciones ideológicas", que le permiten contribuir a la "estabilidad" de nuestro sistema político, y a facilitar "el equilibrio con los demás órganos constitucionales y territoriales".
Felipe VI habló de una "Monarquía renovada para un tiempo nuevo". "Y afronto mi tarea con energía, con ilusión y con el espíritu abierto y renovador que inspira a los hombres y mujeres de mi generación", añadió.

Don Felipe ha deseado una España "en la que no se rompan nunca los puentes del entendimiento", que es uno de los "principios inspiradores" del espíritu constitucional.
"Unidad no es uniformidad", ha dicho el jefe de Estado, recordando que la Constitución de 1978 reconoce la diversidad como característica propia de la identidad española, diversidad que "engrandece" y debe "fortalecer" a España. Y ha añadido que la propia Constitución protege las lenguas de España como "patrimonio común".
"En esa España, unida y diversa, basada en la igualdad de los españoles, en la solidaridad entre sus pueblos y en el respeto a la ley, cabemos todos; caben todos los sentimientos y sensibilidades, caben todas las formas de sentirse español", ha manifestado.
Y ha hecho hincapié en que los sentimientos, "más aún en los tiempos de la construcción europea, no deben nunca enfrentar, dividir o excluir, sino comprender y respetar, convivir y compartir". "Tenemos un gran país, somos una gran nación, creamos y confiemos en ella", ha proclamado Don Felipe.